Lo nunca visto en la historia: 22 faraones del antiguo Egipto desfilaron por El Cairo hacia el nuevo museo egipcio en un evento épico y sin precedentes

LEER MÁS: ¿Han encontrado la tumba de la reina Nefertiti?

Una procesión de carrozas llevó los restos momificados de 22 faraones, incluida la antigua reina más poderosa de Egipto, a través de El Cairo el sábado por la noche, en un llamativo desfile hacia un nuevo lugar de descanso.

Bajo una fuerte seguridad, las momias fueron conducidas en carrozas a siete kilómetros a través de la capital desde el icónico Museo Egipcio hasta el nuevo Museo Nacional de la Civilización Egipcia.

Apodado el “Desfile Dorado de los Faraones”, los 18 reyes y las cuatro reinas viajaron en orden, los más antiguos primero, cada uno a bordo de un vehículo separado decorado en estilo egipcio antiguo.

Tanto los peatones como los vehículos fueron excluidos de la plaza Tahrir, sitio del actual museo, y otros tramos de la ruta.

Imágenes del elegante desfile y una ceremonia de apertura igualmente cuidadosamente coreografiada fueron transmitidas en vivo por la televisión estatal, con música entusiasta.

LEER MÁS: Creen haber hallado una pirámide oculta en Saqqara

Las momias ingresaron a los terrenos del nuevo museo con un saludo de 21 cañones, después de un viaje un poco más corto de lo esperado de alrededor de media hora.

“Este grandioso espectáculo es una prueba más de la grandeza … de una civilización única que se extiende a las profundidades de la historia”, dijo el presidente Abdel Fattah al-Sisi poco antes de los procedimientos.

Seqenenre Tao II, “el Valiente”, que reinó en el sur de Egipto unos 1.600 años antes de Cristo, estaba en el primer carro, mientras que Ramsés IX, que reinó en el siglo XII aC, fue el último.

Otro gran guerrero, Ramsés II, que gobernó durante 67 años, y la reina Hatshepsut, la faraona más poderosa, también estaban en el corto viaje.

Blasonados con el nombre de su soberano asignado, los vagones de color dorado y negro estaban equipados con amortiguadores para el viaje.

Así, garantizaban que ninguna de las preciosas cargas fuera perturbada accidentalmente por superficies irregulares.

‘Casos mejorados’

Descubierto cerca de Luxor a partir de 1881, aún están surgiendo nuevos detalles fascinantes de la vida y muerte de los faraones.

Un estudio de alta tecnología de Seqenenre Tao II, que incluyó tomografías computarizadas e imágenes en 3D de sus manos y fracturas de cráneo estudiadas durante mucho tiempo, indica que probablemente murió en una ceremonia de ejecución, después de ser capturado en la batalla.

Para su procesión por las calles de El Cairo, las momias fueron colocadas en contenedores especiales llenos de nitrógeno, en condiciones similares a sus vitrinas habituales.

LEER MÁS: Encuentran en Egipto una Tumba de 4.000 años intacta

El nuevo lugar de descanso, el Museo Nacional de la Civilización Egipcia en el distrito Fustat del Viejo Cairo, consta de elegantes edificios de poca altura coronados con una pirámide en medio de amplios terrenos.

Las momias se someterán a 15 días de restauración en laboratorio antes de que se exhiban individualmente en su nuevo hogar, en un ambiente que recuerda a tumbas subterráneas.

Estarán acompañados de una breve biografía. En su nuevo hogar, ocuparán “casos ligeramente mejorados”, dijo Salima Ikram, profesora de egiptología en la Universidad Americana de El Cairo. También se mejorará el control de temperatura y humedad.

El “museo tiene lo necesario para preservar (momias), los mejores laboratorios … es uno de los mejores museos que tenemos”, dijo a la televisión estatal Waleed el-Batoutti, asesor del Ministerio de Turismo y Antigüedades.

‘Maldición del faraón’

El Museo Nacional de la Civilización Egipcia abrió sus puertas a exhibiciones limitadas de 2017 y se abrió por completo ayer domingo.

Las momias no se exhibirán al público en general hasta dentro de dos semanas.

En los próximos meses, el país debe inaugurar otra nueva vitrina, el Gran Museo Egipcio, cerca de las pirámides de Giza. También albergará colecciones faraónicas, incluido el célebre tesoro de Tutankamon.

Descubierta en 1922, la tumba del joven gobernante, que asumió brevemente el trono en el siglo XIV a. C., contenía tesoros que incluían oro y marfil. La llamada “maldición del faraón” surgió a raíz del descubrimiento de Tutankamón en 1922-23.

Un financiador clave de la excavación, Lord Carnarvon, murió de envenenamiento de la sangre meses después de que se abriera la tumba, mientras que uno de los primeros visitantes también murió abruptamente en 1923.

LEER MÁS: Encuentran 59 sarcófagos de 2.600 años en un pozo

Dado que el desfile se produjo solo unos días después de que varios desastres azotaran Egipto, algunos inevitablemente especularon en las redes sociales sobre una nueva maldición provocada por el último movimiento.

Los últimos días han visto una colisión ferroviaria mortal y el colapso de un edificio en El Cairo, mientras que los titulares mundiales estuvieron dominados por la lucha por reflotar el gigantesco buque portacontenedores MV Ever Given que bloqueó el Canal de Suez durante casi una semana.

El realojo de las momias “marca el final de mucho trabajo para mejorar su conservación y exhibición”, dijo la Directora General de la UNESCO, Audrey Azoulay, quien estuvo en El Cairo para el desfile.

“Esto genera emociones que van mucho más allá de la mera reubicación de una colección: veremos cómo se desarrolla la historia de la civilización egipcia ante nuestros ojos”.

¿Quiénes son los faraones que se mudaron a casa?

Aquí hay una lista de los faraones que se realojaron en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia y una descripción de cada uno.

1 – Seqenenre Tao II, conocido como “el Valiente”, reinó sobre el sur de Egipto unos 1.600 años antes de Cristo y dirigió una guerra contra los hicsos, un pueblo semítico que había invadido el país.

2 – La reina Ahmose-Nefertari, su poderosa e influyente hija, estaba casada con su hermano Ahmose I, que fue el primer monarca de la XVIII Dinastía.

3 – Amenhotep I, segundo faraón de la XVIII Dinastía, era un niño cuando se convirtió en rey y gobernó con la ayuda de su madre, la reina Ahmose-Nefertari.

4 – Ahmose-Meritamun, hija de Ahmose-Nefertari, era hermana mayor y esposa de Amenhotep I.

5 – Thutmosis I, el tercer faraón de la XVIII Dinastía, ascendió al trono después de que Amenhotep I muriera sin heredero y ayudó a expandir el dominio egipcio en el sur.

6 – Thutmosis II, hijo del rey anterior, se casó con su media hermana Hatshepsut.

7 – La reina Hatshepsut, conocida como la “más destacada de las damas nobles”, se declaró faraona aunque en el antiguo Egipto las mujeres no podían acceder a ese papel. Pero se convirtió en una poderosa monarca bajo cuyo gobierno se construyeron numerosos proyectos y floreció el comercio con otros países.

8 – El rey Thutmosis III fue recordado como uno de los grandes reyes guerreros del Reino Nuevo, cuya batalla en Meguido se considera un modelo de estrategia militar.

9 – El rey Amenhotep II, su hijo, era conocido como un excelente auriga y atleta versátil, además de diestro con el arco y la flecha.

Aseguró las fronteras de Egipto y luchó en campañas militares que aseguraron una inmensa riqueza y poder, y también fue conocido por expandir el complejo del templo de Karnak cerca de Luxor.

10 – Thutmosis IV, hijo del rey anterior.

11 – Amenhotep III gobernó durante 37 o 38 años. Su reinado fue conocido por su opulencia y la grandeza de sus monumentos, incluidos los Colosos de Memnon, dos enormes estatuas de piedra cerca de Luxor que lo representan a él y a su esposa.

12 – La reina Tiye se casó con Amenhotep III.

13 – Seti I, hijo de Ramsés I, gobernó durante al menos 21 años durante los cuales dirigió varias campañas militares para restablecer la autoridad de Egipto fuera de sus fronteras.

Sus actividades y victorias se registraron en el templo de Amón en Karnak. Su tumba en el Valle de los Reyes es uno de los sepulcros reales mejor conservados con colores vivos.

14 – Ramsés II gobernó durante 67 años durante los cuales fue conocido como un gran guerrero y prolífico constructor que ordenó la construcción de templos en todo Egipto, incluido el famoso Abu Simbel y el Ramessseum, su templo mortuorio.

15 – El rey Merenptah, hijo de Ramsés II, gobernó durante 11 años.

16 El rey Seti II, hijo del rey Merenptah.

17 – El rey Siptah subió al trono durante la dinastía XIX cuando era niño y su madrastra Taworset, esposa de Seti II, actuó como regente.

18 – Ramsés III, rey de la XX Dinastía, era conocido como el último de los grandes faraones guerreros del Imperio Nuevo.

Varios papiros relatan una supuesta “conspiración del harén” que involucra a altos funcionarios por parte de su esposa, la reina menor Tiye, conspirando para matarlo para poner a su hijo Pentawer en el trono.

Las tomografías computarizadas de su cuerpo momificado han demostrado que la garganta del rey había sido cortada por detrás.

19 – Ramsés IV sucedió a su padre Ramsés III, pero solo gobernó durante seis o siete años.

20 – Ramsés V gobernó solo unos cuatro años y murió sin un heredero al trono.

21 – Ramsés VI, uno de los hijos de Ramsés III, gobernó durante ocho años.

22 – Ramsés IX fue el octavo rey de la XX Dinastía que gobernó durante unos 18 años.

Estos artículos le encantarán:

La Pirámide Hellinikon de Grecia: Un misterio para la Ciencia

Hallan figuras que podrían ser de la ciudad bíblica de Ziklag

 

 

 

 

 

 

 

 


Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter