El astrofísico Avi Loeb, profesor de ciencias en Harvard, cree que el asteroide ‘Oumuamua era en realidad una sonda alienígena

LEER MÁS: Sugieren que la Luna puede tener tecnología extraña

Fue un día no notable en octubre de 2017 cuando el astrónomo canadiense Robert Weryk hizo un descubrimiento asombroso.

Gracias a los datos del telescopio Pan-STARRS1 en el Observatorio Haleakala en Hawai, Weryk vio un objeto inusual, alargado y aproximadamente del tamaño de un campo de fútbol, ​​gritando a través del sistema solar.

Lo más extraño de todo fue que parecía estar acelerando levemente, empujado por una fuerza invisible que aún no se ha explicado completamente.

Su trayectoria altamente inusual hizo que pasara junto a nuestro Sol, lo que llevó a los científicos a creer en otra hipótesis.

El objeto, más tarde denominado ” ‘Oumuamua “, era el primer visitante de fuera de nuestro sistema solar en ser observado directamente.

Durante los últimos tres años, se han realizado innumerables intentos para explicar las características sin precedentes de ‘Oumuamua.

LEER MÁS: Creen que han podido detectar señales extraterrestres

Algunos especularon que se trataba de un iceberg de hidrógeno, mientras que otros sugirieron que era una roca espacial cubierta por una capa de “protector solar orgánico”.

Para Avi Loeb, astrofísico y profesor de ciencias en la Universidad de Harvard, la respuesta podría ser tentadora.

Su controvertido argumento es que ‘Oumuamua puede haber sido una sonda enviada por una civilización extraterrestre.

Su explicación ha atraído una enorme atención en los medios de comunicación, resultando divisiva entre los expertos.

En su nuevo libro, titulado “Extraterrestre: el primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra“, explora su hipótesis y usa la historia de ‘Oumuamua para sentar las bases de un debate mucho mayor.

Y es que es complicado ser tomado en serio por la comunidad científica que siempre han tratado la búsqueda de inteligencia extraterrestre desde el escepticismo.

En busca de respuestas concluyentes

En una entrevista, Loeb argumentó que los científicos no podrían explicar todas las excentricidades de ‘Oumuamua.

La comunidad científica “abogó por algo que nunca antes habíamos visto”, dijo.

Un ejemplo de esto fue lo que Loeb llamó la hipótesis del “conejo de polvo“, que teorizó que la extraña trayectoria de ‘Oumuamua podría explicarse por una densidad muy baja.

“El problema con eso es que no creo que algo del tamaño de un campo de fútbol que estuviera compuesto por cúmulo de polvo pudiera sobrevivir a un viaje de millones de años a través del espacio interestelar”, dijo Loeb.

LEER MÁS: Podrían existir 36 civilizaciones en nuestra galaxia

Para Loeb, las explicaciones científicas que intentaban incluir a ‘Oumuamua en un marco científico existente simplemente no tenían sentido.

“El caso es que, por un lado, no se puede decir que este objeto es natural”, argumentó Loeb.

“Y luego, cuando intentas explicarlo con procesos naturales, se te ocurre algo que nunca antes habíamos visto”, adjuntó.

¿Por qué se creyó en que fuera algo ‘alienígena’?

La raíz de la teoría alienígena de Loeb es que ‘Oumuamua puede haber sido una vela solar enviada a nosotros desde otro sistema estelar.

En los términos más simples, una vela solar o ligera es una forma de propulsión de una nave espacial que convierte la baja presión de la radiación solar en movimiento.

Los científicos terrestres ya han experimentado con este  concepto, concretamente en 2019.

La Sociedad Planetaria lanzó una nave llamada LightSail-2, que utiliza una capa muy fina de película de poliéster reflectante para impulsarse gradualmente.

Para Loeb, una vela solar empujada por la luz de las estrellas podría explicar la aceleración inesperada de ‘Oumuamua.

Si es sólido y no es un “conejo de polvo”, el astrofísico concluyó que el visitante interestelar también debe ser bastante ligero, según sus cálculos, “menos de un milímetro de grosor”.

Para el astrónomo, la conclusión de la vela solar fue seguir “pasos, como el detective Sherlock Holmes. Cuando descartas todas las demás posibilidades, lo que sea que te quede debe ser la verdad “.

Esa conclusión es exagerada para muchos astrónomos en el campo, que han desafiado repetidamente la conclusión de Loeb.

En un estudio de 2019, un equipo de investigadores argumentó que no encontraron “evidencia convincente para otorgar una explicación extraterrestre” a ‘Oumuamua.

Su argumento era que ‘Oumuamua es un “planetesimal“, o un pequeño fragmento de un bloque de construcción planetario que acaba de pasar a la deriva a través de nuestro sistema estelar.

LEER MÁS: Han detectado 8 señales extraterrestres del espacio

Weryk, quien descubrió el objeto, dijo sobre la hipótesis de Loeb. “Honestamente, eso es un poco de especulación salvaje. Creo que es un remanente de otro sistema solar”, dijo.

“Es simplemente algo que se nos cruzó por casualidad, y tuvimos mucha suerte de haber estado operando el telescopio esa noche y mirando en esa dirección”. agregó.

Estas refutaciones parecen haber envalentonado las investigaciones de Loeb sobre los orígenes extraterrestres de ‘Oumuamua.

Además lo han empujado a hacer una súplica a la comunidad científica, para que se tome en serio la investigación de SETI.

“Mi principio rector es la modestia”, le dijo a Futurism. “Si no somos arrogantes, si somos modestos, diríamos que la vida, como la tenemos, debe ser común”.

“Ahora sabemos por los datos del satélite Kepler que la mitad de las estrellas similares al Sol tienen un planeta como la Tierra, a la misma distancia, y podrían tener agua líquida y la química de la vida tal como la conocemos”, adjuntó.

Se trata de tener la mente abierta

Proponer que no estamos solos en el universo se ve como una “visión marginal y la corriente principal afirma que debería haber un tabú”.

“La comunidad científica puede abordar un tema incluso si otras personas lo abordan de una manera que no es científica y no tiene mucho sentido”, argumentó Loeb.

“Así que mi punto es que la existencia de literatura sobre ciencia ficción o la existencia de informes OVNI sin fundamento no debería eliminar este tema de ser parte de la discusión principal”, agregó.

De hecho, Loeb sostuvo que es menos especulativo que otras áreas de estudio, desde el estudio de la materia oscura hasta las teorías de multiverso y cuerdas.

LEER MÁS: Los mejores 5 lugares para ‘detectar’ extraterrestres

Para él, la negativa a creer que no estamos solos en el universo es un círculo vicioso de profecías auto cumplidas.

“Cuando te pones las anteojeras, no estás buscando a nadie más, podrías pensar que eres especial”, dijo.

“La única forma de romper ese tabú, de romper ese estado mental, es encontrar pruebas para los demás”, argumentó Loeb. “Pero, si uno no busca, no encuentra”, vaciló.

Lo peor de todo es que la falta de fondos para la investigación de SETI solo termina, según él, “disuadiendo a los jóvenes de ingresar a este campo”.

De modo que la búsqueda de vida más allá de la Tierra debe continuar, y Loeb tiene muchas ideas sobre cómo hacerlo.

Fuente: Futurism

Estos artículos le encantarán:

Ex científico de la NASA “convencido” de que hay vida en Marte

Captan un ‘convoy OVNI’ sobre los cielos de Arizona (VÍDEO)

 

 

 

 

 

 

 

 


Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter