Una ciudad alemana ha tenido la iniciativa de instalar cápsulas para que las personas sin hogar puedan dormir sin pasar frío durante el invierno

LEER MÁS: Suiza ofrece 70 mil dólares por mudarse a sus aldeas

La ciudad alemana de Ulm, que se encuentra cerca de Stuttgart y Múnich, ha instalado una serie de cápsulas a lo largo de la ciudad para que las personas sin hogar duerman.

Los funcionarios instalaron las unidades individuales, conocidas como ‘Ulmer Nest’, el pasado 8 de enero, para dar cobijo a los que duermen en la calle durante los fríos meses de invierno.

Un portavoz de Ulm indicó que las cápsulas, que están fabricadas de madera y acero, se habían colocado en parques y otras áreas.

Las camas han sido equipadas con aislamiento térmico para resguardar a las personas del viento, el frío y la humedad. Su capacidad es suficiente para ser ocupada por dos personas.

LEER MÁS: Trump tenía un “botón rojo” para pedir refrescos

No hay cámaras, los sensores se activan únicamente cuando están en uso. Aunque hubo demoras, quienes están detrás de la iniciativa afirman que finalmente se pudieron instalar justo cuando el clima empezaba a empeorar.

Escribiendo en su página de Facebook, el grupo dijo: “Hoy los dos nidos de Ulm fueron reposicionados – desafortunadamente debido al corona hubo un retraso, pero justo a tiempo para las noches realmente frías”.

“Esperamos repetir los comentarios positivos del año pasado con el fin de proporcionar una medida complementaria con respecto a la protección contra congelación existente en Ulm a largo plazo”.

Iniciativas que piensan en todas las clases sociales

Considerando algunas de las mejoras que se habían realizado, el grupo dijo: “Mejoramos el aislamiento térmico interno y tomamos medidas para optimizar el clima”.

“Los nidos ahora están equipados con paneles solares, lo que permite (al menos) un uso de energía neutral durante el día. Se están trabajando otras medidas de ahorro de energía”, continuó.

“Los Ulmer Nests están ahora conectados a la red inalámbrica Ulmer LoRa-Wan-IoT y deberían comunicarse completamente al respecto a largo plazo para no depender de las redes móviles” indicó el grupo.

“El bloqueo y los mecanismos correspondientes se han revisado por completo y ahora ofrecen un funcionamiento más sencillo y más opciones de interacción para todos los involucrados”, concluyó.

Flaco Pross, quien diseñó las cápsulas, recalca que son extraordinariamente fáciles de usar y quienes las quieran utilizar no necesitan completar ningún formulario para registrarse y acceder a ellas.

LEER MÁS: ¿Existe vida después de la muerte? Netflix dice que sí

Las cápsulas han sido equipadas con sensores que detectan cada vez que se abren o cierran, y la asociación benéfica Caritas Ulm-Alb-Donau, o los miembros de Ulmer Nest, son avisados si alguien la está utlizando.

Al día siguiente, un voluntario de la asociación visita la gabina para verificar que se ha ocupado esta noche y, de paso, ofrecer ayuda al usuario.

La asociación también inspeccionará las cápsulas por cualquier daño que se haya causado, reparándolas a la mayor brevedad para que puedan volver a ser utilizadas.

El objetivo es ofrecer a los ‘sin techo’ un lugar para quedarse durante las noches frías de invierno y a su vez, ofrecer asistencia para ayudarles a reinsertarse en la sociedad.

Estos artículos le encantarán:

La “radiación 5G”: ¿Es posible protegerse de ella? (VIDEO)

Bombardear el planeta con semillas para reforestarlo

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter