Durante años los arqueólogos se han preguntado dónde estaba el ojo izquierdo de la reina Nefertiti. Ahora, nuevos estudios han revelado la verdad

LEER MÁS: Hallan once cocodrilos momificados en Egipto (VIDEO)

El 6 de diciembre de 1912 por una expedición arqueológica alemana en las ruinas de Amarna (Ajet Atón), fue descubierto el busto policromado de Nefertiti, que fue esposa de Akenatón.

Tenían la autorización del gobierno egipcio para excavar aquel lugar. El busto, de 3.400 años, apareció entre las ruinas del taller de Tutmés, escultor de la corte de Amarna. Borchardt supo desde el primer momento que se hallaba ante una obra maestra.

Se barajan varias hipótesis, para explicar la pérdida del iris de su ojo izquierdo.

Una de ellas, es que el busto de Nefertiti, estaría en una estantería del taller del escultor, y la estantería se vino abajo por culpa de las termitas.

De este modo el busto cayó aunque no se rompió, pero perdió el iris izquierdo, y le causó daños en la oreja.

El equipo de arqueólogos alemán la encontró enterrada en la arena boca abajo, de manera que, el relato que se conserva de su descubrimiento y el exhaustivo estudio de la escultura hacen que la hipótesis deba ser rechazada.

LEER MÁS: Encuentran en Egipto una Tumba de 4.000 años intacta

Fue encontrada por Mohammed Ahmes Es-Senussi, quien estaba excavando la sala 19 rejilla P-47 (el área se dividió en rejillas de 600 pies cuadrados).

La encontró boca abajo cuando los rayos del sol iluminaron el oro y colores azules de la escultura.

Al limpiar la estatua se dieron cuenta de que estaba casi intacta, los únicos inconvenientes eran los astillados lóbulos de las orejas y la pérdida del iris del ojo izquierdo.

La arena y la suciedad de la sala 19 (más de 30 pies cúbicos) se tamizó de forma exhaustiva en repetidas ocasiones con una malla cada vez más fina. Los pedazos de la oreja se encontraron, pero el ojo nunca se recuperó.

El ojo de Nefertiti nunca existió

Cuando le hicieron un examen más minucioso, llegaron a la conclusión de que el iris de su ojo izquierdo nunca llegó a ser colocado en el Busto de Nefertiti, en el globo ocular izquierdo no se ven huellas de manipulación.

Se llegó a decir que Nefertiti, pudo haber perdido su ojo izquierdo, aunque se cree poco probable, ya que, en murales, o esculturas dedicadas a Nefertiti, no aparece con este defecto físico.

También se cuenta que el escultor enamorado de Nefertiti, quien tenía fama de conquistadora, y al verse rechazado por Nefertiti, este se vengó de ella poniéndole solo un ojo.

Otra de las hipótesis que se barajan es que, el busto de Nefertiti, iba a ser colocado en una urna, de perfil por lo que solo necesitaba que tuviera un solo ojo perfecto.

Para los iris de los ojos se empleaba cristal de roca, caro y difícil de conseguir, de modo que no se consideró necesario colocar los dos.

LEER MÁS: ¿Es Göbekli Tepe ancestral al antiguo Egipto?

 También se afirma que el busto fue el modelo que utilizó Tutmés para otros retratos de la reina realizados en su taller.

De manera que, teniendo en cuenta el valor de esas piezas de cristal, sólo se colocó el del ojo derecho, necesario para que el rostro no quedará sin expresión.

A pesar de su extrema perfección y belleza, el busto fuese considerado en la época como una escultura menor, casi sin importancia, nadie se preocupó de llevarla consigo cuando Amarna y el taller de Tutmés quedaron abandonados.

No queda muy claro porque no se le pusieron los dos ojos a Nefertiti, pero como ven hay varias teorías del por qué no tiene los dos ojos.

Estos artículos le encantarán:

Hallan en China una tumba de 13.500 años con un adolescente

Descubren una pirámide de 28.000 años oculta en Indonesia

 

 

 

 

 

 


Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter