Tatuar mascotas es una nueva moda que se está implantando en todo el planeta. Pero, ¿es lícito y ético este tipo de prácticas en animales?

LEER MÁS: La fiebre del “Pet Tattoo”: ¿Moda o maltrato animal?

Quién sabe si por diversión o vanidad, algunos amos de mascotas han decidido realizar tatuajes en el cuerpo de sus mascotas.

Esto ha causado una lluvia de críticas a algunos tutores de animales, que a través de redes sociales han mostrado los tatuajes que ahora lucen dichas mascotas.

Multitud de fotografías y vídeos de animales tatuados han estado circulando por redes sociales, generando el rechazo de miles de personas.

LEER MÁS: Florida libera mil millones de mosquitos transgénicos

Una “moda” que más bien es podríamos denominarlo maltrato animal, ya que ninguno de estos animales ha decidido motu proprio ‘tatuarse’.

Se palpa en redes sociales el debate entre aquellos que afirman que estas prácticas son un maltrato para estos pequeños.

Se conoció que la veracidad de las fotografías y videos es óptima, lo que no se ha podido precisar es el país o países de origen de estas prácticas, aunque algunos afirman que es en Japón.

¿Es lícito modificar la estética de los animales?

Pero, aunque esta moda se originara en Japón, lo cierto es que se ha hecho tendencia en Estados Unidos, Alemania, China, donde ya es “normal” ver a perros y gatos ‘marcados’.

No sólo se practican tatuajes en la piel de mascotas, sino que también pretenden determinar una “personalidad estética” en los animales con cortes de pelo estrafalarios, tintes, pendientes y todo tipo de accesorios.

Resaltaron algunos usuarios de redes sociales que, para llevar a cabo estos procesos, las mascotas son sometidas a anestesia corriendo el riesgo de muerte.

LEER MÁS: Crean un híbrido de dos especies en extinción

No sólo eso, pues las tintas les pueden producir reacciones alérgicas severas, por lo que piden que se castigue a los dueños de animales que sean sometidos a estas prácticas.

Sin lugar a dudas es una aberración contra la naturaleza en sí y, por supuesto, contra la voluntad de animales por los que nos creemos con el derecho de poder decidir.

Estos artículos le encantarán:

El enigma de los caballos radiactivos de Chernóbil (VÍDEO)

El monstruoso avispón ‘asesino’ llega al continente americano

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter