El pasado 26 de agosto se confirmó que una mujer contagiada de VIH en 1992, podría ser la primera persona en curarse sin ningún tipo de tratamiento médico

LEER MÁS: Encuentran una cura funcional del VIH que lo destruye

Los expertos han mencionado que, además de esta paciente, otras 63 personas parecen haber controlado la infección sin ningún tipo de medicamentos. De esta forma, se sugiere que estas podrían haber conseguido una «cura funcional».

La investigación describe un nuevo mecanismo en el cual el cuerpo consigue suprimir el virus y que, hasta la fecha, se pueden ver gracias a los avances de la genética.

El estudio también informó de que un número reducido de personas infectadas que tomaron terapia antirretroviral durante años también son capaces de suprimir el virus y poner fin a la ingesta de medicamentos.

Curación sin tratamientos médicos

Loreen Willenberg, de 66 años y con residencia actual en California, fue la persona que suprimió el virus después de pasar décadas con él en su organismo.

Hasta la fecha solo se han declarado dos personas más curadas de VIH: Timothy Brown y Adam Castillejo. Ambos pacientes fueron sometidos a agotadores tratamientos y a trasplantes de médula ósea.

Sin embargo, el problema con los trasplantes de médula ósea es que son muy arriesgados y no asegura la cura del virus en todos los pacientes.

El problema con el VIH es que es sumamente complicado de eliminar. El mismo se inserta en el genoma humano y engaña a toda maquinaria celular, creando copias.

Por naturaleza, el VIH prefiere estar dentro de los genes, la forma más rápida de copiar células.

LEER MÁS: Eliminan el virus del VIH en genomas de animales

En algunos casos, el sistema inmunológico es capaz de «cazar» el virus y atrapar las células en las que el virus se ha introducido en el genoma.

Pero un análisis intensivo de los pacientes del estudio demostró que los genes virales podrían encontrarse aislados en ciertas regiones del genoma que se encuentran totalmente bloqueadas. De esta forma no se pueden producir.

Controladores de élite

Los pacientes del estudio han sido llamados controladores de élite y al menos el 1% ha conseguido controlar el virus.

También se ha demostrado que aquellos que ya han sido sometidos a tratamientos médicos también pueden conseguir el mismo resultado.

Cada uno de los controladores de élite se han mantenido bajo estudio exhaustivo para poder obtener toda la información necesaria de como su organismo controla el virus.

LEER MÁS: Nace el tercer bebé editado genéticamente en China

Loreen Willenberg ha estado entre ellos durante más de 15 años y en el último estudio, se analizaron 1.500 millones de sus células sanguíneas, dando negativas para el virus en todas ellas, aun usando nuevas  técnicas de detección. Su sangre estaba totalmente limpia.

Esto podría ser una nueva esperanza para millones de personas que se encuentran sufriendo, tanto por la enfermedad como por tratamientos invasivos que deterioran en gran medida el cuerpo. Además de darle un duro golpe a las farmacéuticas…

Fuente: New York Times

Estos artículos le encantarán:

Avisan del riesgo del uso de mascarillas en la población sana

Cinco astronautas nos enseñan cómo sobrevivir al aislamiento

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter