Los científicos de la Universidad Politécnica de Tomsk (TPU) han ideado un método para mejorar los implantes utilizados para reparar los órganos dañados

LEER MÁS: Un hombre de 66 años con todos sus órganos al revés

Los autores del estudio creen que la nueva tecnología ampliará las capacidades de ingeniería de tejidos.

Hoy en día, mejorar los materiales para producir andamios de polímeros utilizados para la reparación de tejidos o la administración dirigida de medicamentos es un área de la biomedicina.

Después de ser “poblado” con las células o medicamentos necesarios, el andamio se implanta en el área dañada del órgano y luego se disuelve gradualmente, siendo reemplazado por los propios tejidos del cuerpo.

A pesar de que, según los científicos, los andamios modernos son completamente biocompatibles y tienen buenas propiedades mecánicas, su uso aún está limitado por un grave problema.

Los materiales de andamio – poliésteres bioreabsorbibles – son hidrófobos: no se “mojan” cuando interactúan con las moléculas de agua.

LEER MÁS: Los primeros robots creados a partir de células vivas

“La hidrofobicidad de los andamios limita su uso tanto en la medicina reconstructiva como en la administración selectiva de medicamentos.

La hidrofobicidad perjudica la unión y división celular, y aumenta el tiempo de descomposición del andamio en el cuerpo”, dijo Anna Lipovka, miembro del grupo de investigación y graduada estudiante de la Escuela de Investigación de Tecnologías Químicas y Biomédicas de TPU.

Existen métodos para aumentar la hidrofilia de los andamios; El más efectivo es el tratamiento con plasma.

Pero los científicos explicaron que dentro de unos días el efecto de dicho tratamiento se debilita y desaparece después de algunas semanas, empeorando la tasa de supervivencia de los andamios.

Implantes Personalizados

Para mejorar sus propiedades, los científicos de TPU decidieron complementar el tratamiento con plasma aplicando una capa delgada de óxido de grafeno a la superficie del andamio. Como explicaron los científicos, este nanomaterial tiene una alta hidrofilia, que no se degrada con el tiempo.

Las pruebas comparativas han demostrado que el material retiene la hidrofilia necesaria durante un tiempo suficientemente largo.

Según los científicos, este es un logro importante en el desarrollo de materiales implantables seguros, que la cirugía reconstructiva moderna necesita con urgencia para tratar enfermedades cardiovasculares, oncológicas y de otro tipo.

LEER MÁS: Han creado glóbulos rojos mejores que los reales

En el futuro, los investigadores de TPU quieren estudiar la interacción de los nuevos andamios con células y tejidos vivos durante la implantación.

Junto con especialistas del Imperial College de Londres, quieren usar el procesamiento láser para crear una capa electroconductora que permita monitorear el estado del andamio en el cuerpo.

Fuente: Surface & Coatings Technology

 

Estos artículos le encantarán:

La “radiación 5G”: ¿Es posible protegerse de ella? (VIDEO)

Nueva aplicación detecta el COVID-19 por análisis de voz

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter