Tras la fuga en una central de 20.000 toneladas de combustible en el círculo polar Ártico, Rusia ha declarado el estado de emergencia climático

LEER MÁS: The Blob: Vuelve la ‘mancha’ al Océano Pacífico

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, declaró el estado de emergencia en la ciudad de Norilsk después de un derrame masivo de petróleo en la región del Ártico.

Se estima que 20.000 toneladas de combustible de una central eléctrica se derramaron en una carretera, y una gran parte llegó a un río el 29 de mayo.

Una ” cantidad considerable ” del petróleo se filtró en el río Ambarnaya en Siberia, dijo Putin el miércoles durante una reunión oficial sobre la respuesta a la fuga de combustible.

LEER MÁS: Se cierra el agujero de la capa de ozono del Ártico

El presidente pareció sorprendido al enterarse de que las autoridades locales fueron señaladas por primera vez al incidente en las redes sociales, dos días después de que sucediera y criticó al gobernador de la región, Alexander Uss, durante la reunión televisada, informó Reuters.

La fuga fue causada por “daños accidentales en un tanque de almacenamiento de combustible diesel” en una planta operada por una subsidiaria de Norilsk Nickel y se está realizando un esfuerzo de limpieza.

La compañía, que es un importante productor de paladio, níquel metálico de alto grado, platino y cobre, dijo que “hará todo lo posible” para resolver el problema el martes en Twitter.

La peor catástrofe climática de la historia

La agencia ambiental del gobierno está ayudando a la compañía con “inspecciones aéreas conjuntas” del río para “buscar posibles incidentes de contaminación con diesel”, dijo Norilsk Nickel en un comunicado el miércoles.

Dijeron el jueves en un comunicado que “el incidente pudo haber sido causado por el deshielo del suelo” y descartaron “negligencia en la operación del tanque” después de inspeccionar la escena.

“El tanque se inspecciona cada dos años. Hay una lista completa de criterios para la inspección, que normalmente da como resultado que el tanque sea etiquetado como útil”, explicó”, dijo Sergey Dyachenko, primer vicepresidente y director de operaciones de Nornickel.

LEER MÁS: Muestran como cae la contaminación en Europa

No está claro cuál puede ser la causa del derrame. Dmitry Streletskiy, profesor de la Universidad George Washington, dijo a Bloomberg: “La causa aún no se ha determinado y es probable que sea una combinación de factores relacionados con el cambio climático y la infraestructura”.

La región del Ártico es particularmente frágil y el daño general podría ser inmenso. Oleg Mitvol, ex jefe adjunto del organismo de control ambiental de Rusia, Rosprirodnadzor, dijo que “nunca hubo un accidente así en la zona del Ártico”, informó la BBC.

Mitvol dijo que la limpieza podría llevar entre cinco y 10 años y costar 100 mil millones de rublos, es decir, 1.000 millones de dólares.

Vía: Euro News

Estos artículos le encantarán:

La capa de ozono de la Antártida se está recuperando (VÍDEO)

Microsoft quiere ‘capturar’ el dióxido de carbono del planeta

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter