La FDA ha publicado un informe donde recalca que nuestras mascotas deben también mantener un distanciamiento social entre otros animales

La Administración de Drogas y Alimentos ha emitido recomendaciones para los dueños de mascotas durante la pandemia de coronavirus, alentando las prácticas de distanciamiento social para perros y gatos.

Una hoja informativa de la FDA del 30 de abril indica que las mascotas no deben interactuar con personas u otros animales fuera del hogar inmediato.

Los gatos deben mantenerse en el interior cuando sea posible, y los perros deben mantenerse con una correa que pueda mantenerse al menos a seis pies de distancia de otros humanos y animales.

La agencia también recomendó a los dueños de perros que eviten los parques para perros u otros lugares públicos “donde se reúne una gran cantidad de personas y perros”.

Mientras que el USDA supervisa el ganado, la FDA es responsable de controlar los alimentos y medicamentos para mascotas.

 

 

El monstruoso avispón ‘asesino’ llega al continente americano

Llaveros con ‘animales vivos’ atrapados dentro en China

 

 

 

 

El primer caso reportado de un animal infectado con el coronavirus fue un tigre en el zoológico del Bronx. Desde entonces, cuatro tigres más y tres leones en el zoológico han dado positivo.

Además de un gato mascota en Hong Kong y uno en Bélgica, dos gatos domésticos en diferentes partes del estado de Nueva York fueron diagnosticados con el virus después de experimentar una enfermedad respiratoria leve. Uno estaba en un hogar donde ningún humano dio positivo por COVID-19.

Tres perros también dieron positivo, pero un pequeño estudio citado por la FDA sugiere que los caninos no son tan propensos a infectarse con el virus como los gatos.

¿Pueden los animales infectarnos?

Actualmente, no hay casos reportados de un animal que infecte a un humano con el coronavirus.

“Según la información limitada disponible hasta la fecha, se considera que el riesgo de que las mascotas propaguen el virus que causa COVID-19 en las personas es bajo”, dijo la FDA en un comunicado.

“En este momento, no hay evidencia de que los animales jueguen un papel importante en la propagación del virus que causa COVID-19”.

La llamada para mantener a los gatos en el interior, dijo Bruce Kornreich, director del Centro de Salud Feline de Cornell, es para evitar que se enfermen o infecten a otros felinos.

“Lo más importante que hay que entender es que este virus se transmite principalmente por los humanos”, dijo Kornreich. “Los gatos son susceptibles y generalmente todos los gatos se han recuperado”.

Los hurones y ciertas razas de hámsters también han demostrado ser susceptibles a la infección en un entorno de laboratorio, según la FDA, mientras que los cerdos, pollos y patos no se infectaron ni propagaron la infección.

Annette O’Connor, epidemióloga de la facultad de medicina veterinaria de la Universidad Estatal de Michigan, dijo que los gatos son la principal preocupación porque interactúan con otros animales con mayor frecuencia.

“No sabemos a dónde van los gatos”, cuando se les permite salir, dijo O’Connor a Business Insider.

“Tal vez van al vecino de al lado, y el vecino de al lado es positivo para COVID-19. Por lo tanto, es una medida muy preventiva”, agregó. “Sabemos que puede haber transmisión de gato a gato, por lo que nos gustaría evitar eso”.

Kornreich dice que los felinos de mascotas deben mantenerse en el interior de todos modos, “porque es menos probable que estén expuestos a enfermedades, comidos por depredadores o atropellados por automóviles”.

Los gatos que contrajeron el coronavirus experimentaron síntomas similares a los humanos, dijo Kornreich, incluyendo fiebre, tos, problemas respiratorios, secreción nasal, vómitos y diarrea.

La FDA no está pidiendo que se analice el virus en las mascotas, pero si su gato o perro muestra síntomas, Kornreich recomienda contactar a un veterinario, quien debe ser informado si alguien en el hogar tiene COVID-19, o si la mascota puede haber estado expuesta.

Las pautas recientes de los CDC indican que las personas con COVID-19 deberían restringir su interacción con los animales.

Si la persona es sintomática, los CDC recomiendan que “eviten el contacto directo con las mascotas, incluidas las caricias, acurrucarse, ser besados ​​o lamidos, dormir en el mismo lugar y compartir comida o ropa de cama”.

Vía: Business Insider

Estos artículos le encantarán:

Miles de ‘Peces Pene’ aparecen en las costas de California

Extraña criatura es hallada en el Océano Índico (VIDEO)

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter