La ‘gran mancha’ de agua caliente (The Hot Blob hot, en inglés) que amenaza el entorno natural del océano Pacífico ha vuelto a surgir con más fuerza

Conocida con una denominación que recuerda a The Blob, un film de ciencia ficción que dio lugar a numerosas secuelas, esta gran ola de calor marino ha vuelto a surgir.

Está localizada frente a la costa noroeste de Estados Unidos y provoca desde hace años una alteración de las temperaturas normales en estas aguas.

 

 

¿Cuántos árboles necesita un ser humano para poder respirar?

Insólitos sonidos y luces en el cielo están ‘sanando’ el planeta

 

 

 

 

 

Según un trabajo de la Universidad de Columbia Británica y la Universidad de Berna, las variaciones de temperatura apalearán un fuerte impacto para las especies pesqueras en 2050.

El primer avistamiento de este fenómeno se remonta al 2013, cuando una ingente masa de agua caliente se instaló en la costa norteamericana desde Alaska hasta Baja California.

Su huella fue muy intensa y duró varios años. Sin embargo, hay evidencia de la “mancha” en otras partes del planeta.

The Hot Blob

La revista Scientific Reports realizó un estudio sobre el efecto del hot blob en la costa oeste de Canadá y Estados Unidos.

Descubrieron que futuras masas de agua caliente podrían aumentar el impacto del cambio climático en las poblaciones de fauna marina.

De allí que se produciría una disminución de la biomasa y una posible redistribución dela misma generando grandes dificultades a las zonas pesqueras.

“Los estudios previos han subestimado en gran medida el impacto del cambio climático en nuestra vida marina, ya que se centraron en los cambios en las condiciones medias”, explica William Cheung.

Cheung es profesor y Presidente de Investigación de Canadá en Sostenibilidad del Océano bajo el Cambio Global en el Instituto UBC para los Océanos y la Pesca.

“Es probable que el impacto real en las próximas décadas se duplique cuando ocurran olas de calor marinas”, añade.

Según Cheung, en el año en que se produce una “mancha” de este tipo, la proyección futura es que la biomasa promedio del salmón rojo en el océano frente a Alaska y la Columbia Británica se reduzca en más del 10 por ciento.

Esto se suma a una disminución de la biomasa del 10 al 20 por ciento que se espera como efecto del cambio climático a largo plazo.

Vía: El Universo

Estos artículos le encantarán:

La capa de ozono de la Antártida se está recuperando (VÍDEO)

Microsoft quiere ‘capturar’ el dióxido de carbono del planeta

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter