Desde el pasado viernes y hasta el próximo 24 de abril podremos ver estrellas fugaces y a los planetas Júpiter, Marte y Saturno desde nuestros patios y balcones

A pesar del confinamiento, todos (o la gran mayoría) tenemos ventanas, balcones, patios o azoteas desde donde mirar al cielo y disfrutar de sus maravillas.

Fenómenos astrales que podremos disfrutar esta semana… Venus sigue acompañándonos cada noche, al principio de la madrugada, pero esta semana no ha sido la única protagonista del firmamento.

Este fin de semana pasado hemos podido observar a los planetas Saturno, Júpiter y Marte antes del amanecer.

Pero lo mejor aún está por venir, porque van a “caer” dos lluvias de estrellas durante los próximos días.

 

 

Crea un telescopio en casa más potente que el de un observatorio (VIDEO)

Cuatro microsatélites observarán el viento de la corona solar

 

 

 

 

 

Las Líridas

Las líridas y las Eta Acuáridas se dan durante estos días, por lo que, este año (ya que estamos todos en nuestros hogares) seremos millones de personas los que disfrutemos de las célebres “lluvias de estrellas”.

Hay que recordar que las estrellas fugaces no son estrellas realmente, sino que son pequeños fragmentos de un cometa o meteorito que, al caer a la atmósfera terrestre, entran en combustión y se calcinan por la ficción con el aire, creando así su característica luz.

Las líridas podrán observarse hasta el 25 de abril, alcanzando su máxima actividad en la madrugada del 22 de abril.

Durante esa noche podremos llegar a observar hasta 20 estrellas fugaces por hora, alcanzando unas velocidades de 200.000 km/h.

El radiante de esta “lluvia de estrellas” se encuentra en la constelación de Lira (de ahí viene su nombre), que se encuentra cerca de su estrella más brillante, Vega.

Aunque no es necesario conocer la ubicación de esta constelación, ya que los meteoros pueden caer por cualquier lado de la atmósfera terrestre.

Las Líridas están creadas por los fragmentos del Thatcher, un cometa de muy largo periodo: tarda 415 años en completar su órbita en torno al Sol.

Como el novilunio se produce el jueves 23, la Luna se convierte en un estorbo y este año es idóneo para observar las Líridas en su máximo esplendor en la noche del 22 y las dos noches antes y después.

Eta Acuáridas

Detrás de las Líridas vendrán las Eta Acuáridas, que serán visibles desde el 20 de abril hasta aproximadamente finales de mayo.

El refulgente de esta lluvia de estrellas se ubica cerca de la estrella Eta, que pertenece a la constelación de Acuario.

Esta lluvia alcanza su máxima actividad en las noches correspondientes en torno al 6 de mayo. Como el plenilunio tendrá lugar el jueves 7 de mayo, este año no es favorable para poder observar las Eta Acuáridas.

De todos modos, eso no impide que puedan ser vistas, sobre todo si tiene un telescopio. No obstante, nos espera una semana llena de actividad en nuestro cielo nocturno.

Vía: Astronomy

Estos artículos le encantarán:

Un cuásar desata una tempestad cósmica a 60.000 años luz

El Kepler descubre un mundo del tamaño de la Tierra (VIDEO)

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter