La NASA ha presentado por fin su programa Artemisa, que alojará a los primeros seres humanos en la Luna en 2024 en la estación orbital lunar

La NASA ha revelado detalles del procedimiento para crear una primera base en el polo sur de la Luna, que permita una presencia sostenida en la superficie del satélite natural de la Tierra.

Tras la campaña de la NASA buscando nuevos astronautas para este programa y otros futuros, la agencia recibió más de 12.000 solicitudes.

Es desarrollo del programa Artemisa para regresar con astronautas a la Luna en 2024, y complemento de la estación orbital lunar Gateway.

“El Campo Base Artemisa será nuestro primer punto de apoyo sostenible en la frontera lunar. Inicialmente servirá para estancias de uno a dos meses para aprender más sobre la luna y el universo”, expone el nuevo Plan para la Exploración y Desarrollo Lunar Sostenido de la NASA.

 

 

 

Cinco astronautas nos enseñan cómo sobrevivir al aislamiento

Construyen el “motor espacial” que nos llevará a otros mundos

 

 

 

 

“Lo haremos desarrollar nuevas tecnologías que avancen nuestras industrias nacionales y descubrir nuevos recursos que ayudarán a hacer crecer nuestra economía”, añaden.

“En general, el campamento base demostrará la continuación del liderazgo de Estados Unidos en el espacio y la preparación para emprender la primera misión de la humanidad para Marte”.

Los tres elementos primordiales de la misión Artemis Base Camp son: el vehículo LTV que puede trasladar tripulación alrededor del área; una plataforma de movilidad habitable para traslados de larga duración en los alrededores de la base, y el hábitat de superficie fundacional, que permitirá cortas estancias para cuatro tripulantes.

Hospedados en el Polo Sur lunar

Estará compuesto con infraestructura de soporte adherida con el tiempo, como comunicaciones, energía, protección contra la radiación, una plataforma de aterrizaje, eliminación de desechos y almacenamiento.

Estos elementos vislumbran una capacidad continuada en la Luna que puede revisarse en los próximos años.

La movilidad es una parte fundamental del campo base Artemisa, recalca el plan. El LTV y la plataforma habitable de movilidad permitirá la exploración y desarrollo a largo plazo de la Luna.

Además de su tamaño, la geografía del satélite es compleja y sus recursos dispersos. Mirando áreas viables para el campo base de Artemisa, como cerca del cráter Shackleton, se aprecia la inmensa escala de la geografía lunar.

Se precisarán sistemas de movilidad sólidos para explorar y desarrollar la luna.

“Lo mismo es verdad para Marte, haciendo la plataforma habitable de movilidad habitable un elemento particularmente importante ya que necesitaremos un tipo de vehículo similar para explorar el planeta rojo”, indica el plan.

La plataforma de movilidad habitable será enviada a la superficie lunar para esparcir el alcance de las exploraciones lunares en decenas de kilómetros.

El tiempo de las misiones en la superficie podrán extenderse desde 7 a 30-45 días, permitiendo posibles misiones análogas de la superficie de Marte en la superficie lunar.

Estos artículos le encantarán:

Los científicos aseguran que puede haber vida en Mercurio

Confirman que en Encélado puede residir vida extraterrestre (VÍDEO)

 

 

 

 

 

 

 


Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter