Un equipo de científicos estadounidenses se topó durante una expedición con una cabeza de un tiburón que habitó los océanos hace 330 millones de años

 

El Parque Nacional Mammoth Cave se ha convertido rápidamente en un sitio de interés para los científicos por su último descubrimiento.

Un proyecto en curso ha resultado en el hallazgo de restos fosilizados que pertenecen a un tiburón de 330 millones de años y docenas de otros especímenes.

Rick Olson y Rick Toomey, dos expertos de Mammoth Cave en el centro de Kentucky, contactaron a Vitor Santucci, paleontólogo del Servicio de Parques Nacionales de EE. UU., tras dar con una figura fosilizada.

Santucci luego se puso en contacto con su colega John-Paul Hodnett del Parque de Dinosaurios de Maryland, quien visitó la cueva en noviembre de 2019 como parte del Proyecto de Investigación de Tiburones Fósiles del Parque Nacional Mammoth Cave.

“Un conjunto de fotos mostró una cantidad de dientes de tiburón asociados con grandes secciones de cartílago fosilizado, lo que sugiere que podría haber un esqueleto de tiburón preservado en la cueva”, dijo, relatando las fotos iniciales tomadas por Olson y Toomey.

Más grandes que el “Gran Blanco”

Hodnett reveló que los restos fosilizados en cuestión pertenecían a las especies de tiburones Saivodus striatus del último período de Mississippi hace unos 330 a 340 millones de años.

Se predice que tendrá aproximadamente el tamaño de un gran tiburón blanco, con un rango de 11 a 21 pies de largo.

“No estaba exactamente seguro de lo que iba a ver en la cueva durante mi viaje en noviembre”, confesó el paleontólogo.

“Cuando llegamos a nuestro espécimen objetivo, mi mente quedó impresionada”, añadió.

Según Hodnett, los miembros del proyecto determinaron que habían encontrado lo que parecen ser varios dientes que pertenecen al tiburón, la mandíbula inferior y el cartílago del cráneo.

Vídeo muestra como una criatura marina se come un tiburón

Hallan un tiburón de 512 años de edad en el mar de Groenlandia

El último hallazgo es más monumental debido al hecho de que los esqueletos de tiburones, que están hechos de cartílago, rara vez se conservan en los fósiles.

El paleontólogo acredita la lenta erosión de la piedra caliza como la razón para la preservación de los dientes de tiburón.

“Lo más significativo es que la mayoría de los fósiles de tiburones que descubrimos provienen de una capa de roca que se extiende desde Missouri hasta Virginia, pero nunca documentaron la presencia de tiburones, hasta ahora”, dijo Hodnett.

“Es como encontrar una pieza del rompecabezas que falta para una imagen muy grande”, recalcó.

La cabeza y otros especímenes encontrados

Sin embargo, los científicos han encontrado más que solo los restos de Saivodus striatus durante la expedición.

El proyecto ha descubierto más de 100 especímenes individuales de la cueva, que quedaron fosilizados en la roca.

Entre ellos se incluyen dientes adicionales y aletas dorsales de varias especies de tiburones.

El parque nacional es el hogar del sistema de cuevas más largo conocido en la Tierra, y Hodnett cree que el equipo “solo acaba de arañar la superficie”.

Aunque el parque quiere que el público se beneficie de la información obtenida de la cueva, los funcionarios “tienen el deber de proteger estos recursos no renovables” y no revelarán las ubicaciones exactas de los fósiles por miedo al vandalismo o robo.

Vía: Courier Journal

 

Estos artículos le encantarán:

El gran Tiburón Blanco asustado de otra criatura del océano

Extraños Tiburones con Mandíbulas Extensibles surgen en Taiwan

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter