Esta nueva cepa de coronavirus tiene retenidas a más de 30 millones de personas en China mientras se siguen dando casos por todo el mundo

Ya son 56 personas que han muerto y 2.047 están infectadas por el nuevo coronavirus en China, donde se considera a la ciudad de Wuhan como epicentro del brote.

A lo largo del día de ayer, sábado 25 de enero, se habían registrado 15 nuevas muertes e identificado 688 nuevos contagios.

A su vez, fuentes aseguran que 324 pacientes se encuentran en estado grave, mientras que 49 han superado con éxito la infección y han sido dados de alta.

De las 56 muertes, 52 se han producido en la provincia central de Hubei, de la que Wuhan es la capital, con 11 millones de personas y epicentro del brote.

Las otras cuatro se han registrado en las provincias de Hebei (que circunda Pekín), Heilongjiang (en el noreste), Henan (centro-este) y Shanghái (este).

Desde el pasado jueves, varias ciudades de Hubei, entre ellas, Wuhan, han suspendido sus servicios de transporte como medida para evitar la propagación del virus.

Doce países han confirmado casos en su territorio

Las autoridades sanitarias han realizado seguimiento médico a 23.431 personas que han estado en contacto cercano con alguno de los infectados, de las que 21.556 continúan en observación.

Al menos 25 de las 34 divisiones provinciales chinas han elevado ya la alerta sanitaria al máximo nivel.

Fuera de China, por el momento se han registrado cuatro infectados en Tailandia (dos de los cuales, curados) y otros cuatro en Australia; tres contagios en Taiwán, Estados Unidos e igual número en Singapur, Francia y Malasia; y dos en cada uno de los siguientes países: Japón (uno curado), Corea del Sur y Vietnam.

Asimismo, hay uno en Nepal, y otro en Canadá. En España, fuentes del Ministerio de Sanidad han descartado un posible caso de coronavirus en Bizkaia y en Granada.

EEUU evacuará a su personal diplomático

El departamento de Estado de EE.UU. ha anunciado que evacuará en avión al personal de su consulado en Wuhan. Además, ofrecerá un número limitado de asientos para ciudadanos estadounidenses que estén en el área.

“Esta capacidad es extremadamente limitada y si hay capacidad insuficiente para transportar a todos los que expresan interés, se dará prioridad a las personas con mayor riesgo del coronavirus “, han expresado en el comunicado.

Esta decisión fue seguida por el primer ministro japonés Shinzo Abe, quien ha asegurado que estaba trabajando con las autoridades chinas para organizar un vuelo para que cualquier japonés pueda regresar al país nipón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, descartó a principios de esta semana emitir, por el momento, una alerta sanitaria internacional.

La OMS aseguró que “lo más probable es que una fuente animal sea la fuente primaria de este brote de nuevo coronavirus”. Por eso incidieron en que se tomen medidas de protección para el contacto con animales y se cocinen convenientemente todos los alimentos de origen animal.

Una vacuna contra el nuevo coronavirus

Por otra parte, China ha empezado a desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus, ha informado este domingo la prensa local.

Según el estatal Diario del Pueblo, el científico Xu Wenbo, del Centro de Prevención y Control de Enfermedades, indicó que el organismo ya estaba desarrollando una vacuna contra el coronavirus “después de lograr aislar con éxito la primera cepa del virus”.

La noticia llega en un momento en el que China está ampliando las medidas de prevención para la propagación del virus, como el cierre de los accesos a la localidad suroriental de Shantou.

O también, la suspensión del servicios de los autobuses interprovinciales en Pekín, Tianjin, Xian y en la provincia de Shandong.

Las sedes del parque temático Disneylandia en Hong Kong y también Shanghái cerrarán sus puertas hasta nuevo aviso para evitar la propagación del coronavirus.

Ambos parques anunciaron que reembolsarán el coste de las entradas y otras reservas realizadas con antelación.

Teorías de la conspiración

Algunos medios de comunicación independientes o canales de YouTube como “Verdad Oculta”, insinúan de que pueda tratarse de una conspiración.

Se basan en los casos por infectados en China, que son muchos (evidentemente), y de los pocos que hay en Estados Unidos.

Por otro lado, en Rusia no se ha dado ningún posible caso, lo que incendia las teorías de conspiranóicos que ya apuntan a que se trata de un “ataque bioquímico”.

No obstante, hay que recoger con mucha cautela todas las informaciones que se filtran a cada segundo en los medios, así como en redes sociales.

 

Estos artículos le encantarán:

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter