Decenas de drones de considerable tamaño aparecieron en la noche misteriosamente llenando el cielo de la ciudad estadounidense de Colorado

Desde la semana de Navidad, se han visto drones gigantes de hasta 1,8 metros de ancho en el cielo por la noche, a veces en enjambres de hasta 30.

El Denver Post reportó por primera vez estos misteriosos avistamientos de drones en el noreste de Colorado el 23 de diciembre.

Desde entonces, los avistamientos han abarcado seis condados en Colorado y Nebraska. Pero, ¿de dónde salen estos artificios?

El sheriff del condado de Phillips, Thomas Elliott, no tenía una respuesta sobre de dónde venían los drones ni a quién pertenecían, pero tenía un conocimiento aproximado de sus hábitos de vuelo.

“Han estado haciendo una búsqueda de cuadrícula, un patrón de cuadrícula”, dijo a The Denver Post. “Vuelan un cuadrado y luego vuelan otro cuadrado”.

¿Peligro para la población?

Los drones, que se estima que tienen una envergadura de casi 2 metros, han estado volando sobre los condados de Phillips y Yuma todas las noches durante la semana pasada, dijo Elliott.

Cada noche, al menos 17 drones aparecen aproximadamente a las 7 en punto y desaparecen a las 10 en punto, permaneciendo en el aire a unos 80 metros de altitud.

La Administración Federal de Aviación le dijo a The Post que no tenía idea de dónde venían los drones.

Representantes de la Fuerza Aérea, la Administración de Control de Drogas y el Comando de Fuerzas del Ejército de los Estados Unidos dijeron que los drones no pertenecían a sus organizaciones.

Como el espacio aéreo donde vuelan los drones está relativamente sin control, no hay regulaciones que exijan que los operadores de drones se identifiquen.

Sin embargo, Elliott dijo que los drones no parecían ser maliciosos ni parecer presentar una amenaza para la población.

El Post habló con el fotógrafo comercial y piloto de drones Vic Moss, quien dijo que los drones parecían estar buscando o mapeando el área.

Moss dijo que los drones a menudo volaban por la noche con fines de examen de cultivos.

Los drones también podrían pertenecer a una compañía local de drones de Colorado, que podría estar probando nuevas tecnologías.

Mientras tanto, Moss insta a los residentes a no derribar los drones, ya que son altamente inflamables.

“Se convierte en un fuego autogenerado que arde hasta que se apaga solo”, dijo a The Post. “Si disparas un dron sobre tu casa y aterriza en tu casa, es posible que te quedes sin casa”.

 

Vía: Business Insider

Estos artículos le encantarán:

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter