El Papa Francisco ha sido muy criticado tras reprender a una mujer que le cogió del brazo durante una misa en la Plaza de San Pedro

El lado menos agradable del líder de la iglesia católica fue retratado durante una ceremonia celebrada en la Plaza de San Pedro.

El Papa Francisco fue a saludar a los peregrinos congregados en la plaza tras oficiar la misa de año nuevo cuando se dio lo acontecido.

El pontífice se acercó a las vallas de seguridad y una de las feligresas allí congregadas agarró el brazo del Papa para que no se marchara.

En ese momento, su santidad perdió los papeles y tomó una reprimenda con la señora que trataba de retenerlo.

El Papa golpeó repetidamente la mano de la mujer que seguía aferrada al brazo del Santo Padre.

Tras varios golpes leves ofrendados a la osada peregrina, consiguió liberarse con el ceño fruncido y siguió adelante.

La escena se produjo el pasado martes 31 durante la misa de fin de año, donde el Papa suele salir a la plaza a presenciar el Belén y el árbol de Navidad que hay instalados.

El Papa se arrepiente

“Yo mismo pierdo la paciencia y, por eso pido disculpas por el mal ejemplo de ayer”, dijo el pontífice tras lo sucedido.

El mal gesto del líder católico quedó evidenciado incluso por las cámaras del Vaticano, por lo que decidió salir del paso pidiendo disculpas al día siguiente.

El mensaje de paz, respeto, amor y fraternidad que “vende” la iglesia católica tiene muy poco que ver con lo que tuvimos que presenciar el martes.

Un gesto muy feo por parte de su mayor referente, quien ha sido arrasado por las críticas de creyentes y no creyentes.

¿Qué opina sobre el gesto del Papa Francisco? Deje su comentario.

 

 

Estos artículos le encantarán:

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter