Un nuevo estudio científico certifica que ser consumidor habitual de marihuana modifica la estructura del corazón para siempre

Los investigadores han encontrado una nueva razón por la cual los reguladores podrían querer tomar un latido antes de relajar las leyes de la marihuana: la droga literalmente puede cambiar el corazón de un usuario.

El miércoles, un equipo del Reino Unido publicó un estudio en la revista JACC Cardiovascular Imaging.

En él, detallan su análisis de los escáneres cardíacos de 3.407 personas sin enfermedad cardíaca recopilados como parte del estudio del Biobanco del Reino Unido.

De esas personas, 47 eran consumidores habituales de marihuana, lo que significa que consumieron diariamente o semanalmente en los últimos cinco años.

Otros 105 habían consumido cannabis regularmente cinco o más años antes, mientras que el resto rara vez o nunca usaba la droga.

El equipo encontró una asociación entre el uso regular actual de marihuana y un ventrículo izquierdo agrandado en el corazón.

También encontraron signos tempranos de insuficiencia cardíaca en los usuarios actuales, que midieron utilizando la deformación de las fibras del músculo cardíaco durante la contracción.

¿Perjudica el corazón?

“Creemos que este es el primer estudio que informa sistemáticamente los cambios en la estructura y la función del corazón asociados con el cannabis recreativo mediante resonancia magnética cardíaca”

“Es una herramienta de imagen muy sensible y el estándar de referencia actual para evaluar las cámaras cardíacas”, dijo el investigador Mohammed Khanji en una rueda de prensa.

El equipo observó que la masa del ventrículo izquierdo era la misma para los tres grupos, al igual que la cantidad de sangre que la cámara emitía con cada latido cardíaco.

También reconoció que el estudio tenía varias limitaciones, incluido el hecho de que el grupo participante era un 96 por ciento blanco y tenía la tarea de autoinformar su consumo de cannabis.

Aun así, los investigadores creen que las asociaciones que encontraron son lo suficientemente significativas como para justificar estudios de seguimiento, especialmente dada la tendencia hacia la legalización de la marihuana.

“Necesitamos urgentemente una investigación sistemática para identificar las implicaciones a largo plazo del consumo regular de cannabis en el corazón y los vasos sanguíneos”, dijo Khanji.

“Esto permitiría a los profesionales de la salud y a los encargados de formular políticas mejorar el asesoramiento a los pacientes y al público en general”.

Sin embargo, muchos científicos apoyan el consumo de cannabis para enfermedades cardiovasculares. Aquí les dejamos un vídeo:

 

 

Vía: Futurism

 

Estos artículos le encantarán:

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter