Las “Campanas del Infierno” se encuentran bajo las aguas de México y tienen apariencia extraterrestre. Su origen es aún desconocido para la ciencia

 

Las Campanas del Infierno son formaciones geológicas inusuales y espléndidas descubiertas recientemente en el fondo del mar Cenote Zapote, una famosa cueva ubicada al oeste de Puerto Morelos, en la península mexicana de Yucatán.

Conocidas como Hell’s Bells, estas extrañas estalactitas pueden medir hasta dos metros de altura y están sumergidas a una profundidad que oscila entre 28 y 33 metros.

Su nombre se debe a su forma extraña, ya que su forma se asemeja a la de las campanas, dándoles el sobrenombre de “Campanas del Infierno”.

Campanas del infierno

Las formaciones han sido calcificadas bajo el agua en un ambiente sin luz, sumergidas en una mezcla de agua dulce y una porción de agua salada tóxica, privadas de oxígeno y ricas en sulfuro.

El profesor Dr. Wolfgang Stinnesbeck, del instituto científico de la Universidad de Heidelberg, publicó recientemente que el crecimiento de estas “formaciones de cuevas” puede haber ocurrido a través de la acción de algunos microbios involucrados en el ciclo.

Los investigadores, utilizando la datación de uranio-torio de carbonato de calcio, también descubrieron que el crecimiento tuvo lugar bajo el agua, lo que demuestra que las “campanas” se formaron en la antigüedad.

Según el profesor Stinnesbeck, este mundo submarino proporciona un ecosistema con las condiciones ideales para la formación de las estalactitas calcáreas submarinas más grandes del mundo, únicas no solo en forma y tamaño, sino también en su método de crecimiento.

Los depósitos minerales de este tipo descubiertos anteriormente son mucho más pequeños y menos visibles que estas Campanas del Infierno.

Los cenotes de Yucatán son una de las maravillas naturales más fascinantes de México y del mundo, combinando la religión y el misterio de la civilización maya

 Se consideran “pozos sagrados”, ya que son fuentes de agua potable con propiedades espirituales y curativas.

Dentro de estas cuevas, en las profundidades del océano se encuentran mundos ocultos aún por descubrir, lugares sumergidos de gran belleza.

Y de todos modos, hay que puntualizar que la naturaleza aún tiene sus secretos que se resiste a mostrar. Como lo es la formación geológica de esta preciosidad.

En el caso de Hell’s Bells, es solo otro prodigio de la madre naturaleza. ¿O tal vez no?

 

Estos artículos te encantarán:

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter