SpaceX pretende plagar nuestra órbita terrestre de pequeños satélites pero los científicos advierten que será más difícil detectar asteroides peligrosos

Los satélites Starlink de SpaceX podrían costarnos muy caros a la humanidad. Aunque la idea de Elon Musk es buena, no tiene el apoyo de astrónomos y científicos que sólo ven inconvenientes al respecto.

Hace poco asistíamos a las críticas que recibió Elon Musk tras la explosión del cohete Starship Mark1 que, supuestamente, nos llevará a Marte.

Los astrónomos le han dicho a Axios que temen que la mega constelación de satélites diminutos pueda dificultar la detección de asteroides cerca de la Tierra.

Eso podría significar que no pudieran ver un asteroide en curso de colisión con nuestro planeta a tiempo para detenerlo.

De hecho, el 1 de diciembre se esperaban dos asteroides rumbo de colisión con nuestro planeta. Y se esperan nuevos impactos este mes.

Eventualmente, SpaceX espera tener miles de satélites Starlink en la órbita de la Tierra como parte de su plan para proporcionar acceso a internet al mundo.

Hasta ahora la constelación consta de sólo 120 satélites, pero incluso ese número relativamente bajo ha sido suficiente para impedir que los astrónomos vean el cielo nocturno. El ‘tren’ de Starlink estará formado por 12.000 satélites.

La astrónoma Clarae Martínez-Vázquez tuiteó en noviembre. “La gran cantidad de satélites Starlink cruzó nuestros cielos esta noch. ¡Nuestra exposición se vio muy afectada por 19 de ellos!”.

Si bien la mayoría de los asteroides son inofensivos, incluso el propio CEO de SpaceX, Elon Musk, ha predicho que “una gran roca golpeará la Tierra con el tiempo”.

Incluso una roca espacial relativamente pequeña puede causar un daño tremendo si impacta con la Tierra, y detectarlas ya es difícil.

A medida que Starlink crece, la luz de los satélites podría dificultar aún más la detección de asteroides, según los expertos a Axios.

Ahora que parece demasiado tarde para evitar que SpaceX avance con Starlink, los astrónomos pueden tener otra opción que desarrollar métodos de detección nuevos y potencialmente costosos.

Esos podrían incluir telescopios de detección de asteroides basados ​​en el espacio, dijeron a Axios, o un software que puede explicar los satélites de SpaceX en imágenes producidas por telescopios terrestres.

“La comunidad de astronomía dejó caer la pelota”, dijo el astrónomo Jonathan McDowell a Axios. “Deberíamos haber estado en esto hace 10 años y no lo vimos venir”.

Por lo que, por el momento, el ambicioso plan de Elon Musk está siendo “todo un problema”.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Futurism

Ver también: “Ha habido y hay vida en Marte”; asegura un prestigioso profesor (VÍDEO)

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter