El pleno de Estrasburgo, donde se deciden las decisiones más relevantes para Europa, ha declarado el estado de “emergencia climática”

Por 429 votos a favor frente a 225 en contra, el Parlamento Europeo ha declarado la emergencia climática en la Unión Europea.

Una medida simbólica a través de una resolución, pero con la que los eurodiputados buscan mostrar su apoyo a la toma de medidas radicales para frenar el calentamiento global.

No ha sido un debate sencillo, porque hasta el último momento los distintos grupos han estado negociando el texto.

Aunque sí que había una clara voluntad por parte de una buena mayoría de eurodiputados de ir adelante con la medida desde que se incluyera la propuesta en la agenda de este pleno en la conferencia de presidentes celebrada a finales de la semana pasada.

La batalla definitiva por el clima se está trasladando de los informes científicos, las cumbres políticas y las coberturas mediáticas a las calles. Y ya no hay solo un bando.

“No va a cambiar todo de la noche a la mañana”, admitía Pascal Canfin, presidente de la comisión de Medio Ambiente de la Eurocámara, que sabe de la limitación simbólica de esta resolución.

Pero sí que ve una “oportunidad extraordinaria” de cara a la cumbre del clima que comienza el próximo lunes en Madrid.

Ante la división respecto al texto concreto de la iniciativa, el eurodiputado francés, miembro del partido del líder galo Emmanuel Macron, pidió el pasado lunes aprobar la resolución “con la máxima mayoría posible”, ya que no se trata “de una cuestión partidista, sino de responsabilidad colectiva”.

Además, esta votación coincide con la de la aprobación de la Comisión Europea dirigida por la alemana Ursula von der Leyen, y entre cuyas prioridades se encontrará precisamente el clima.

En las próximas semanas, el nuevo Ejecutivo comunitario comenzará a desvelar alguna de sus medidas en referencia al Pacto Verde Europeo.

“Es un mensaje a los ciudadanos europeos, a los jóvenes, para decir que Europa es el primer continente en declarar la emergencia climática y actuar de forma acorde”, aseguró Canfin, que, además, es uno de los autores de la resolución.

Las próximas semanas serán importantes, porque el Consejo Europeo que se celebra al finalizar la cumbre climática, el 12 y 13 de diciembre, es un cónclave crucial para lograr que la Unión Europea se comprometa como bloque a lograr la neutralidad climática en el año 2050.

Un objetivo al que por ahora se oponen todavía un grupo de Estados miembros cuyas economías son aún demasiado dependientes de las fuentes de energía fósiles.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Ufo-Spain Magazine

Ver también: Los incendios del Amazonas están derritiendo los glaciares de los Andes

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter