La peculiar pareja de pingüinos gay del zoológico DierenPark Amersfoort, Holanda, se turna entre ellos para mantener el huevo caliente

Un par de pingüinos de EL Cabo (Spheniscus demersus) del mismo sexo, que viven en un zoológico de Holanda, sustrajeron un huevo de otra pareja para tratar de ser padres.

DierenPark Amersfoort, un zoo de Utrecht, ha divulgado la historia de estos dos palmípedos en sus redes sociales, donde afirman que “son muy buenos papás”.

” La pareja cuida perfectamente el huevo y se turna para mantenerlo caliente”, ha explicado Marc Belt, su cuidador, a DutchNews.nl.

La homosexualidad es muy común en palmípedos, pero lo que hace que estos dos sean peculiares es que se han apoderado ellos mismos de un huevo”.

El zoológico explica que los pingüinos robaron el huevo a una pareja heterosexual durante un “descuido”. La pareja de pingüinos que perdieron su huevo, ya han puesto otro.

La época de cría de los pingüinos está estos días en pleno apogeo y el zoo ya ha dado la bienvenida al primer polluelo palmípedo de la temporada.

Ahora esperan que el huevo robado también eclosione, aunque hay ciertas dudas sobre si finalmente habrá fertilizado la cría.

Si bien el hurto de un bebé a unos padres está, por lo general, mal vista, estos osados pingüinos se han ganado la simpatía de miles de personas que alaban su proeza.

Ser gay es común entre pingüinos

Las relaciones entre dos pingüinos del mismo sexo son comunes en la naturaleza. Y así lo demuestra un estudio en 2019 realizado por Ethology: International Journal of Behavioral Biology.

En una colonia de palmípedos en el sur del Océano Índico, los científicos pudieron observar como el cortejo de machos a otros machos se daba en 15 de 53 parejas de pingüinos.

Asimismo, los pingüinos en la naturaleza participan las tareas de cuidado y nutrición de sus crías. Por lo cual, que sean dos machos los que se encarguen de la cría no varía la situación.

En cautividad se han dado varios casos de pingüinos del mismo sexo que cuidan de un huevo y crían un polluelo. Siempre huevos robados a otra pareja o, en consecuencia, huevos abandonados por otras parejas.

Y los pingüinos no son las únicas aves que se “entienden” entre parejas del mismo sexo. En junio, el zoo de Denver celebró el “Mes del Orgullo LGBTQ” con una pareja de flamencos machos que llevan juntos muchos años.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Ver también: Encuentran un fósil de pingüino de tamaño humano en Nueva Zelanda

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter