Una joven madre recién llegada a Madrid, está destrozada tras perder la mochila sanitaria de su hijo enfermo de atresia, que la utiliza para poder vivir

Rebeca Rodríguez, una joven madre canaria, ha hecho un llamamiento en las redes sociales para recuperar una mochila que extravió en Madrid.

Es una mochila de color azul turquesa que contiene aparatos médicos imprescindibles para el cuidado de su bebé, Fabio, que sufre atresia de esófago.

Rebeca y su hijo viven en Canarias, pero deben viajar a la capital para que Fabio se someta a las revisiones periódicas necesarias en el Hospital 12 de Octubre debido a su enfermedad.

“La verdad que desde que llegamos a Madrid todo han sido obstáculos”, cuenta la madre, abrumada por la situación.

“No solo fue lo de la mochila, sino que también hubo un fallo por parte de la empresa que me suministra el aparataje”.

Por ese motivo, el pasado fin de semana la familia aterrizó en el aeropuerto T4 de Madrid, donde la mujer perdió la bolsa con todo el material sanitario de su hijo.

Un pack sanitario que no cubre la Seguridad Social, sino que fue comprado por ella misma como modo de prevención.

“La última vez que la llevaba fue saliendo del aeropuerto T4”, anunció la mujer en un mensaje en Facebook.

Rodríguez se ha puesto en contacto con el taxista que les llevó hasta el hotel, pero su búsqueda no fue satisfactoria.

“Por primera vez pediré que me ayuden a difundir a ver si alguien ha encontrado una mochila turquesa de bebé en Madrid”, solicita la madre en sus redes sociales.

“Tiene material sanitario necesario para la Atresia que padece mi hijo, muy importante para su vida”, señala la joven.

La bolsa contiene aparatos sanitarios indispensables “necesarios para las curas” diarias de Fabio, el bebé de 18 meses.

En ella hay un pulsioxímetro portátil, nebulizador portátil, dos dilatadores de esofagostomía, mangueras de alimentación, un dispositivo para quitar el botón bard, sondas de aspiración, glucómetro, biberones, adaptadores de mangueras, la cánula de repuesto, además de gasas y unas almohadillas de repuesto.

En el mismo momento de la pérdida, “Fabio también se puso malo”. “Me vi sin nada”, confiesa la madre.

Estos problemas “no deberían pasarme a mí porque hago todos los trámites con antelación”, cuenta Rebeca preocupada, que asegura que ahora su única “prioridad es que Fabio mejore y podamos volver a Las Palmas”.

Debido a este incidente y la enfermedad de Fabio, la familia debe quedarse en Madrid más tiempo del esperado. 

“Estoy gestionando el traslado de apartamento en Madrid porque me veo obligada a alargar la estancia”, señala Rebeca.

El problema que tenemos es que “en este apartamento no me puedo quedar por ocupación completa, lo cual lleva unos trámites (prolongar el traslado de expediente para la maquinaria, cambiar el billete de avión…”.

La atresia de esófago es una anomalía congénita que se desarrolla antes del nacimiento.

Consiste en una formación incompleta del esófago, lo que causa que los recién nacidos no puedan pasar alimentos de la boca al estómago y que, en ocasiones, tengan dificultades para respirar.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Ver también: Los científicos están advirtiendo sobre una pandemia de Parkinson

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter