Investigadores se han encontrado en Alemania una nueva especie de simio que camina totalmente erguido y que podría ser el tan buscado Eslabón Perdido

Los huesos de este mono que vivió hace 11,6 millones de años no eran como los de ningún ser viviente.

Este hallazgo cuestiona las teorías presentes de cómo evolucionó el bipedismo, la capacidad de caminar erguido que es una de las cualidades más importantes del ser humano.

Lo que los científicos hallaron en capas de suelo arcilloso en la región de Allgäu en Bavaria, Alemania, son los primeros fósiles de un simio erguido.

La especie, que ha sido llamada (Danuvius guggenmosi), tenía brazos similares a los de un bonobo, pero sus piernas eran como las de nuestros antepasados homínidos.

Este pariente nuestro podía colgarse de los árboles, pero sus extremidades posteriores se mantenían rectas, por lo que fueron utilizadas para caminar.

¿Han encontrado el Eslabón Perdido?

Los investigadores hallaron huesos de cuatro fósiles: un macho y dos hembras adultos, y un adolescente.

Aunque fueron desenterrados entre 2015 y 2018, su importancia sólo fue explicada recientemente en un estudio publicado en la revista especializada Nature.

«El hallazgo en el sur de Alemania es un hito en la paleoantropología, porque plantea interrogantes sobre las teorías aceptadas en materia de la evolución de los grandes simios y los humanos», afirmó Madelaine Böhme, científica del departamento de geociencia de la Universidad de Tubinga en Alemania y autora primordial del estudio.

«Por primera vez pudimos estudiar la funcionalidad de articulaciones importantes, como el codo, la cadera, la rodilla y el tobillo, en un mismo esqueleto de esta antigüedad», afirmó Böhme.

«Fue asombroso ver cómo algunos huesos se parecían más a los de los humanos que a los de los monos actuales», concluyó.

El Génesis del bipedismo

Darwin fue el primero en teorizar intensamente sobre cómo y cuándo nuestros antepasados comenzaron a andar erguidos.

¿Surgió esta peculiaridad en un primate que vivía en los árboles, como los orangutanes actuales, o en otra especie que pasaba gran parte de su vida en el suelo, como los gorilas?

Las piezas fosilizadas de Danuvius guggenmosi revelan que estaba bien adaptado tanto a caminar erguido como para trepar por los árboles.

«Danuvius combina el bipedismo dominado por las extremidades posteriores de los humanos, con la capacidad de trepar con las extremidades anteriores típica de los monos actuales», señaló David Begun, investigador de la Universidad de Toronto y otro de los autores del estudio.

Esta composición única manifiesta según los científicos, que los primates comenzaron a caminar erguidos en los árboles o en un contexto arbóreo, antes de llegar al suelo.

Este trabajo revolucionario indica que la postura erguida se habría originado en un ancestro común de los humanos y los simios que vivió en Europa, y no en África, como se pensaba en el pasado.

Pero, además abre la posibilidad de que el bipedismo comenzara mucho antes de lo que se pensaba.

Es fascinante pensar que podría tratarse de la pieza que faltaba en el puzzle que conforman la evolución del Homo-Sapiens.

¿Tú qué opinas? Déjanos tu comentario en la barra de abajo después de ver este vídeo:

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Ver también: Una gata salva a un bebé de caer por unas escaleras (VÍDEO)

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter