Auroville es una utopía que se encuentra al sur de la India, a 150 kilómetros de Chennai, donde la gente vive sin política, dinero ni ninguna religión

Auroville (12°00′19″ N – 79°48′31″ E), fue inaugurada en 1968 por Mirra Alfassa, su creadora, más conocida como “Madre”.

La fundó para “dar un lugar con una vida comunitaria internacional, donde las personas aprendan a vivir en paz y armonía.

Auroville ha logrado crear un sistema social que florece lejos de las creencias, opiniones políticas y nacionalidades”.

Sus habitantes son de más de 50 nacionalidades y culturas diferentes, y coexisten sin ningún problema, no tienen un sistema político, no tienen religión y no usan dinero.

En esta ciudad, los edificios están hechos en base a una arquitectura experimental y cambian constantemente.

Esto se debe a que estas estructuras buscan optimizar el uso de energías renovables y su principal objetivo es la reutilización y el reciclaje.

Auroville está posicionada como modelo de eco-ciudad sostenible. Se sustenta por cultivos múltiples, que combinan árboles frutales, campos de maíz y huertos, organizados en 15 granjas que alcanzan un área de 160 hectáreas.

Además, también es autosuficiente en leche y productos lácteos, y frutas de temporada.

Según palabras de Alfassa: “Debe haber un lugar en la Tierra que ninguna nación pueda reclamar como propio”.

“Todos los seres humanos de buena voluntad que tienen una aspiración sincera podrían vivir libremente como ciudadanos del mundo, obedeciendo a una sola autoridad, la de la verdad suprema”.

Auroville es un lugar de paz, concordia y armonía donde todo el instinto de lucha en el hombre fue utilizado exclusivamente para vencer la causa de sus sufrimientos y miserias.

Aquí la humanidad aprende a superar sus debilidades e ignorancia y triunfar sobre sus limitaciones y discapacidades.

Un lugar donde las necesidades del espíritu y el interés del progreso preceden sobre la satisfacción de los deseos y las pasiones o la búsqueda del placer y el disfrute material “, fue la idea de Alfassa.”

Esta ciudad recibe protección de la UNESCO, y es una clara indicación de cómo sería la vida para muchos de nosotros en el futuro.

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Ver también: El extraño lago del Himalaya que esconde cientos de cadáveres humanos

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter