Una mujer en Nueva Zelanda llama a la policía tras ver que su gato regresó a casa de su paseo rutinario con una bolsa rellena de Marihuana en la boca

Lo que para muchos hubiera sido todo un regalo de su mascota, para una mujer de Nueva Zelanda fue un compromiso. Y es que, no todos hubieran valorado la hazaña del minino.

El gato regresó a casa tras hacer su paseo cotidiano por los alrededores. Pero no volvía solo, sino que volvía con un particular tributo. En la boca arrastraba una bolsa hermética con más de cinco gramos de Marihuana.

La propietaria en cuanto se dio cuenta de lo que su minino portaba entre los dientes, se escandalizó y rápidamente llamó a la policía.

Fue el Sargento Reece Munro quien descolgó la llamada. Asegura que cuando escuchó al otro lado de la línea a una señora diciendo que su gato tenía una “bolsa con drogas”, pensó que se trataba de una broma.

Una patrulla se personó en la vivienda de la denunciante y ha abierto una investigación para averiguar de dónde procede el cannabis que el gato encontró o robó (quién sabe).

En el mercado neozelandés, la cantidad de Marihuana que portaba la bolsa tiene un valor en el mercado negro de unos 70 euros (120 dólares).

En Nueva Zelanda, el consumo y tráfico de estupefacientes es muy perseguido por las autoridades y conlleva sanciones económicas y penas de prisión para quienes no cumplen las leyes.

Quién sabe si este generoso gatito sólo quería recompensar el amor recibido de su propietaria con este particular regalo.

¿Qué hubieras hecho tú? Déjanos tu comentario más abajo.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Ver también: Científicos afirman que el cannabis es más efectivo que la aspirina

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter