Enterramientos de la época predinástica de Egipto han conseguido cambiar en gran medida la percepción de las poblaciones que vivían en las cercanías del Nilo antes de que los antiguos egipcios comenzaran su reinado

Las dinastías en Egipto empezaron durante el 3100 a. C., previo a eso, entre los años 9300 y 4000 a. C., la llanura del Nilo fue habitada por poblados neolíticos.

Estas poblaciones nunca fueron estudiadas correctamente y aún poseen secretos que la humanidad desconoce.

Principalmente por que las locaciones arqueológicas, en su mayoría, están en lugares inhóspitos, inaccesibles para los expertos.

Los restos de aquellas culturas están ubicados bajo la antigua planicie de inundación del Nilo, o en las arenas desérticas que lo rodean.

La última época del Neolítico, estos primitivos pobladores habían empezado a enterrar a los fallecidos en cementerios y sus esqueletos han brindado información esencial que podrían explicar su modo de vida.

Durante el 2001, hasta el 2003, arqueólogos lograron encontrar 68 esqueletos en tres cementerios de la época. Las tumbas se encontraban repletas de objetos de cerámica ornamental, conchas marinas, joyas y cáscaras de huevo de avestruz.

Pero lo más llamativo era la joyería ornamental y armas de piedra que adornaban a los muertos.

Se supo, entonces, que estas personas eran de gran estatura y su vida era larga. Mostraban una mortalidad infantil casi nula.

La estatura promedio de los hombres era superior al 1.70 cm, y el de la mujer al del 1.60 cm. En su mayoría, vivían más de 40 años, algunos alcanzando los 50 años de vida, una edad muy elevada para la época.

Las excavaciones más recientes se realizaron hace dos años, en donde se encontraron par de cementerios más. Pero con diferencias sumamente marcadas.

Se encontraron y estudiaron 130 esqueletos, encontrando que estos eran acompañados de muy pocos objetos y su mortalidad infantil era mucho más elevada, al igual que vida y estatura era menos larga.

¿Por qué había diferencias tan marcadas en personas de la misma época? Es lo que no se sabe con seguridad.

Los expertos mencionan de la posibilidad de que se tratasen de poblaciones diferentes, sin embargo, es prácticamente imposible pensar ello, pues las similitudes físicas generales de los esqueletos mucha.

Por ello, la hipótesis de que tenían diferentes estatus sociales y económicos es la que posee más fuerza; los expertos encontraron un cementerio para la élite de la población y el otro para el pueblo común y trabajadores.

Este es un hecho histórico, pues sería la primera de un fenómeno de esas características en Egipto.

Los lugares también han brindado información sobre las estructuras familiares de la época

La proporción total de géneros en cada cementerio era de tres mujeres por hombre, lo que apunta a vida polígama.

Los niños eran enterrados junto a los adultos, en el mismo cementerio, a partir de los tres años. Y también se encontró pruebas evidentes de un respeto hacia los muertos.

Todo esto indica que el comportamiento, al igual que la tecnología y cultura, así como los calendarios y los santuarios, implican un nivel avanzado que va mucho más allá de lo que mostraban los antiguos pastores.

¿Cómo esta civilización avanzó a un grado de compararse a las dinastías del de Egipto, previo a su existencia?

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Fuente: Ufo-Spain

Ver también: Encuentran una ciudad subterránea de 748 hectáreas en Tiwanaku

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter