Facebook ha anunciado un plan para lanzar una nueva criptomoneda llamada LIBRA, que agrega otra capa a sus esfuerzos por dominar las comunicaciones y los negocios globales

Algunos expertos advierten del riesgo que existe en que se convierta en la nueva banca virtual.

Respaldado por enormes compañías financieras y tecnológicas, entre ellas Visa, Spotify, eBay, PayPal y Uber, además de una base de usuarios preparada de 2.000 millones de personas en todo el mundo.

Facebook está posicionado para presionar a los países y bancos centrales para que cooperen con su reinvención del sistema financiero global.

El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, está claramente tratando de otorgar a su compañía aún más poder político a escala global, a pesar de los peligros potenciales para la sociedad en general.

Al menos eso es lo que aseguran los economistas que investigan la noticia.

En cierto sentido, está declarando que quiere que Facebook se convierta en una nación virtual, poblada por usuarios, impulsada por una economía autónoma y dirigida por un CEO, el mismo Zuckerberg, que ni siquiera es responsable ante sus accionistas.

Facebook no se ha comportado de manera responsable y aún lucha con preocupaciones públicas e investigaciones sobre sus prácticas de privacidad.

Ya tuvo que declarar el año pasado ante el parlamento europeo y el de los Estados Unidos. Por lo tanto, es importante ver entre líneas.

Las personas deben considerar quién está reconfigurando el mundo y si lo están haciendo para los intereses de la humanidad, o si solo buscan beneficiar a la nueva clase de ejecutivos de tecnología de élite.

La humanidad necesita un liderazgo ético y tiempo para reflexionar sobre las posibles repercusiones del rápido cambio tecnológico.

Por eso, según opinan algunos expertos, los reguladores financieros deberían bloquear la criptomoneda de Facebook hasta que se demuestre que su diseño es seguro para toda la sociedad global.

Las empresas de tecnología están interesadas en una moneda global que sea nativa de Internet.

Eso podría permitir a compañías como Facebook y Twitter atraer más usuarios a sus plataformas y recolectar dinero de las empresas que quieran unirse al nuevo sistema.

También quieren desviar el negocio de la industria de servicios financieros existente.

Ese sector vale billones de dólares, es enormemente rentable y, sin embargo, ha luchado para implementar su propia moneda digital.

Seguiremos atentos de los movimientos que se produzcan en cuanto a la noticia.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Science Alert

Ver también: Putin firma un proyecto de ley para crear un Internet ruso altamente vigilado

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter