El fin del mundo tiene muchas caras. Si bien algunos de los puntos de peligro potenciales pueden ser bien conocidos, hay otros eventos espeluznantes que aún muchos no hemos tenido el “placer” de saber

Agujeros negros microscópicos

Contrariamente a lo que se conoce, la ciencia no cree que un agujero negro tenga que ser grande para tener un efecto devastador. Incluso se dice que el fenómeno más pequeño tiene un efecto destructivo sobre cualquier cosa que se deslice a través de él.

Al menos hipotéticamente, debería haber los llamados micro-agujeros negros, que tienen solo el ancho de un cabello, pero deben ser tan pesados ​​como la luna. La Tierra podría fácilmente arrastrarlos a su campo gravitatorio y lanzarlos fuera de órbita, o simplemente aspirarlos.

Fin del mundo debido al cambio climático

El cambio climático podría llevar al fin del mundo a partir de 2050. Se espera que las consecuencias más extremas sean el calor fatal, la escasez de agua y la escasez de alimentos. Miles de millones de personas se verían afectadas por las altas temperaturas, los ríos se verían afectados y muchos desaparecerían tendríamos sequias en todas partes del planeta.

Las personas con menos recursos serían los que tendrían menos posibilidades de sobrevivir, pero con el tiempo si hubiera un plan de contingencia urgente la civilización debería intentar sobrevivir bajo tierra, adaptarse o morir.

Guerra nuclear

Las armas nucleares son una amenaza real que ya ha demostrado su escala mortal en Hiroshima y Nagasaki. Puede que solo sea una cuestión de tiempo antes de que los acontecimientos políticos o accidentales del mundo lleven a que se usen nuevamente las armas nucleares.

No fue hasta 1995 cuando se dijo que los investigadores casi habían iniciado una guerra nuclear. En este caso, sin embargo, el fin del mundo solo se anunciaría después de que las bombas hayan golpeado sus objetivos porque tendríamos que contar con un invierno nuclear que cubriría toda la tierra con el frío helado.

Epidemia global

La medicina se ha desarrollado considerablemente desde grandes epidemias como la peste. Sin embargo, no hay garantía de que la humanidad no sea víctima de un virus resistente y de rápida propagación.

En particular, la posibilidad de viajar a áreas distantes puede dar lugar a una epidemia provocada por un patógeno previamente desconocido, y entonces sería cuestión de semanas o meses para que el mundo este contaminado y llegue el desenlace fatal para la humanidad.

Impacto de un asteroide

Según la NASA, nos estamos acercando regularmente a objetos del espacio. El peligro del apocalipsis causado por un impacto de asteroide es realmente tomado tan en serio por expertos que se desarrollan escenarios completos con participantes de todo el mundo para desarrollar la mejor estrategia de defensa.

Gigantescas tormentas solares

Nuestro sol podría ser capaz de tormentas solares extremas que conducirían la tierra hasta el fin del mundo. Las fallas masivas de poder y el pánico que causan podrían significar que no muchas personas sobrevivirían si los efectos de los llamados “súper llamaradas” no pudieran revertirse.

El sol muere y se expande

Es cierto que el sol no llegará a su fin por otros cuatro o cinco millones de años, pero para todos aquellos que luego poblarán la Tierra, podría convertirse en una catástrofe de proporciones incomprensibles.

Superpoblación

En la actualidad, alrededor de 7,5 mil millones de personas viven en la Tierra, y se espera que esta cifra haya aumentado a 11,2 mil millones para 2100. Es muy poco probable que los recursos como el agua y los alimentos aumenten con el tamaño de la población.

Ya hay un plan preparado para la reducción del planeta por si no lo sabias, y dentro de este vídeo te lo hemos contado ya, todo es cuestión de prestar atención al Dossier del Informador. Pero el profesor ya desaparecido Stephen Hawking vio la solución a este problema y es la misma solución de otros personajes de la historia de la humanidad, regresar al punto de partida del ser humano y poblar de nuevo el Planeta Marte.

Extraterrestres

El fin del mundo podría llegar de una forma conocida por todos los amantes de la ufología de la mano de los extraterrestres, la cual ya ha sido objeto de innumerables películas.

Pero también los investigadores en parte no están seguros de sí sería inteligente responder a los mensajes que recibimos del espacio provenientes de otras razas inteligentes, en caso de que los recibamos deberíamos no responder si no queremos desaparecer.

Siempre contando la hipotesis de que estamos solos en este planeta y que no colaboramos con algunas de estas razas en el planeta, pero una catástrofe es definitivamente temida por muchas agencias importantes del mundo.

Los robots y la Inteligencia Artificial

Cuando se trata de robots e inteligencia artificial, al menos las mentes más conocidas están de acuerdo: el desarrollo de tecnologías inteligentes debe tomarse con extrema precaución. Tanto Stephen Hawking como Elon Musk ya han señalado los peligros potenciales de la IA.

Queda por verse si los robots significarán el fin del mundo para nosotros al estilo de Terminator. Sin embargo, podrían ser mal utilizados como un arma poderosa e indomable en la competencia por armamento.

Conclusión: cuando suceda, sucederá

El hecho es que, en algún momento, todos tenemos que morir. Así que esperemos que no estemos allí cuando se aproxime el fin del mundo, o que al menos sea espectacular y, en el mejor de los casos, que sea rápido.

 

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Ufo-Spain     Fuente: Planeta Snakedos

Ver también: El origen de la ‘Gran Mortandad’, una catástrofe que aniquiló al 70% de la vida en la Tierra

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter