La semana pasada, Darian Depreta estaba jugando con su hija Bella, que aún es un bebé, cuando notó algo muy extraño: el techo de la boca de la niña era negro, con una gran marca de aspecto siniestro en el paladar

“Intento limpiarlo para ver si se sale, y no hay manera”, explicó la madre de dos niños de Carolina del Norte en una publicación de Facebook. Presa del pánico, Depreta llamó inmediatamente a su pareja, a su madre y a su mejor amiga. ¿Qué era esa extraña mancha dentro de la boca de la niña?

De la foto que Depreta tomó de la inusual marca, es difícil decir qué podría ser. La piel ennegrecida no se ve realmente como un moratón, o como el tipo de inflamación que podría tener una reacción alérgica.

Por lo general, cuando vemos imágenes de piel ennegrecida, apunta a situaciones médicas bastante graves, como tener una lesión necrótica, donde las células del tejido han muerto y se han vuelto oscuras como resultado.

Este tipo de muerte en los tejidos puede ser causada por una variedad de cosas, incluyendo daño a los vasos sanguíneos y toxinas producidas por bacterias o por mordeduras venenosas como las que producen algunas arañas o serpientes.

Así que no es de extrañar que la mancha oscura pareciera alarmante, aunque no estamos insinuando que la madre tuviera algo tan drástico en su mente cuando llevó a su bebé al médico. Allí, la enfermera también trató de limpiar la extraña marca negra para ver si podía salir, pero nuevamente sin suerte.

“[La enfermera] dijo que nunca había visto algo así”, escribió Depreta en su publicación, que terminó siendo viral. Incapaces de determinar cuál era el diagnóstico, los médicos decidieron investigar el asunto y rápidamente dos especialistas se pusieron a trabajar en la boca del bebé.

En este punto, Depreta y la enfermera seguían mirando el paladar de Bella, cuando surgió un repentino cambio de los acontecimientos. “El especialista señaló que divisaba los bordes de la mancha algo blancos, por lo que procedió a raspar el paladar de mi niña”, dijo la mujer.

La sorpresa fue mayúscula cuando, tras el gran susto de la madre y la alerta que se dio en el hospital, resultó que la mancha solamente era un trozo de cartón de una caja adherido a su paladar.

Depreta respiró aliviada cuando se disiparon las posibilidades de que se tratara de una anomalía maligna o algo similar. Tan sólo era un trozo de cartón suave y humedecido que se había adherido totalmente a la parte superior de la boca de su bebé.

Resulta que cuando Depreta estaba cargando el lavaplatos, su pequeña hija, que está mordiendo y masticando básicamente todo lo que puede conseguir con sus pequeñas manos, se encontró con una caja de cartón.

Mientras Depreta le quitaba la caja a Bella, la niña logró escapar con al menos un pedazo de cartón empapado aún en su boca, que se quedó firmemente pegado con saliva contra su paladar (y con suficiente adhesión que obviamente no podía ser desplazado sin esfuerzo significativo).

Una vez que se eliminó con éxito, Depreta publicó una foto de este invasor de cartón en Facebook: la fuente de tanta preocupación y miedo, que afortunadamente se convirtió en un símbolo de alegría, alivio e hilaridad.

Así que, si ves alguna vez una mancha así en el paladar de tu bebé, piensa que puede tratarse de un cartón o algo parecido. Y si esta falsa alarma te ha preocupado por la necrosis, ten en cuenta que generalmente la necrosis viene acompañada por un fuerte olor.

Por suerte, esta vez sólo se trataba de un inocente pedazo de cartón. Y la extraña hazaña de este cartón ha sido el protagonista estos días en redes sociales.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Science Alert

Ver también: Perro imita el canto del gallo y la filmación se vuelve viral (VIDEO)

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter