Restos de antiguas capas de hielo han sido descubiertas a 1.500 metros de profundidad bajo el polo norte de Marte, y podrían ser una de las reservas de agua más grandes del planeta

Científicos de la Universidad de Texas en Austin y la Universidad de Arizona hicieron el descubrimiento utilizando medidas recopiladas por el Radar superficial (SHARAD) en el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) de la NASA.

SHARAD emite ondas de radar que pueden penetrar más de 2.000 metros por debajo de la superficie de Marte. Los hallazgos, publicados esta semana en Geophysical Research Letters, son importantes porque las capas de hielo son un registro del clima pasado en Marte de la misma manera que los anillos de los árboles son un registro del clima pasado en la Tierra.

El estudio de la geometría y la composición de estas capas podría indicar a los científicos si las condiciones climáticas eran antes favorables para la vida. El equipo encontró capas de arena y hielo que eran hasta un 90 % de agua en algunos lugares.

Si se derrite, el hielo polar recién descubierto sería equivalente a una capa global de agua alrededor de Marte con una profundidad de al menos 1,5 metros. «No esperábamos encontrar tanto hielo de agua aquí», dijo el autor principal Stefano Nerozzi, un asistente de investigación graduado en el Instituto de Geofísica de la Universidad de Texas (UTIG).

«Eso probablemente lo convierte en el tercer reservorio de agua más grande en Marte después de los casquetes polares», añadió en un comunicado. Los hallazgos fueron corroborados por un estudio independiente que utilizó datos de gravedad en lugar de radar, dirigido por investigadores de la Universidad Johns Hopkins.

Los autores creen que las capas se formaron cuando el hielo se acumuló en los polos durante las eras de hielo pasadas en Marte. Cada vez que el planeta se calentaba, un remanente de las capas de hielo se cubría de arena, lo que protegía el hielo de la radiación solar y evitaba que se disipara en la atmósfera.

Los científicos han sabido durante mucho tiempo acerca de los eventos glaciares en Marte, que son impulsados por variaciones en la órbita y la inclinación del planeta. Durante periodos de aproximadamente 50.000 años, Marte se inclina hacia el Sol antes de volver gradualmente a una posición vertical, como un tambaleante trompo.

Cuando el planeta gira en posición vertical, el ecuador se enfrenta al Sol, lo que permite que los casquetes polares crezcan. A medida que el planeta se inclina, las capas de hielo se retiran, tal vez desapareciendo por completo.

Hasta ahora, los científicos pensaban que los antiguos casquetes de hielo se habían perdido. El estudio muestra que, de hecho, importantes restos de capas de hielo han sobrevivido bajo la superficie del planeta, atrapados en bandas alternas de hielo y arena, como capas en un pastel.

El coautor Jack Holt, profesor en el Laboratorio Lunar y Planetario de la Universidad de Arizona, dijo que el estudio proporciona nuevas e importantes ideas sobre el intercambio de hielo de agua entre los polos y las latitudes medias, donde su grupo de investigación confirmó previamente la presencia de glaciares extendidos, también utilizando el instrumento SHARAD.

«Sorprendentemente, el volumen total de agua encerrada en estos depósitos polares enterrados es aproximadamente el mismo que todo el hielo de agua que se sabe que existe en los glaciares y las capas de hielo enterradas en las latitudes más bajas de Marte, y tienen aproximadamente la misma edad», concluyó.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía: Ufo-spain

Ver también: A la venta piezas únicas de la nave espacial del ‘Apolo XI’ de la NASA

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter