Noticias de última hora: los Yeti son reales y están en movimiento, al menos según el ejército indio, que dijo el lunes que su equipo de expedición de montañeros se topó con una serie de huellas misteriosas en Nepal este mes

No, no estamos confirmando que este escurridizo muñeco de nieve exista. Pero si bien las impresiones pueden ser un fraude, el informe parece ser real.

El ejército twitteó en su cuenta oficial el lunes que un equipo de expedición había encontrado misteriosas huellas de la bestia mítica Yeti, que medían 80 × 40 cm, cerca del Campo Base de Makalu. El post incluía varias fotos.

Muchos felicitaron al ejército indio en Twitter. Pero, en general, Internet no dio credibilidad a la noticia, y más de los 6 millones de seguidores del ejército estaban, más bien, decepcionados. El desprecio fue abrumador. Y hubo un comprensible escepticismo sobre el mítico yeti.

El Yeti, también conocido como el “abominable muñeco de las nieves”, es descrito como una criatura parecida a una especie de homínido blanco gigante que vive en el Himalaya.

Algunos usuarios de Twitter fueron particularmente duros en su desprecio:

“¿No podrían llamar a un experto en animales antes de publicar esto?”

“¿Esto es una broma?”

El detalle que más socavó la afirmación del ejército fue que las fotos de la huella parecían sugerir que el supuesto yeti es de una sola pierna, lo que los escépticos señalaron rápidamente.

Uno preguntó si la bestia “viaja saltando”.

Hubo muchas comparaciones cómicas con Las aventuras de Tintín.

“Siempre supe que Tintín tenía razón. Fue el primero en detectar a la misteriosa bestia yeti”, escribió un usuario en Twitter.

Algunos fueron más medidos en su respuesta, desacreditando el reclamo y, en ocasiones, ofreciendo explicaciones alternativas más realistas, tal vez las huellas de los pies eran de un caminante ‘humano’, por ejemplo.

La respuesta del ejército indio al frenesí de las redes sociales no se hizo esperar. Confirmó que “los videos y la evidencia fotográfica” habían sido “entregados a expertos en la materia”.

Aun así, dijo que quería compartir públicamente las noticias para “estimular el genio científico y reavivar el interés”, informó la BBC.

En 2013, un grupo de investigadores analizó el cabello de un supuesto Yeti.

Como informó The Washington Post, el estudio sugirió una coincidencia con un oso polar paleolítico, lo que podría significar que “era un híbrido vivo entre este oso antiguo y otra especie, lo suficientemente extraña como para inspirar mitos en los lugareños que lo vieron”.

Desde entonces, estos hallazgos han sido cuestionados, y otros investigadores afirman que el cabello provino de un “raro subgrupo de osos pardos encontrados en el Himalaya”. El fundador del Mountain Institute, Daniel C. Taylor, quien ha estudiado el conocimiento del yeti durante años, también ha sugerido que las huellas “yeti” son atribuibles a los osos negros asiáticos.

Un estudio de 2017 de muestras de huesos y pieles atribuidas a yetis mostró que eran de osos pardos o negros.

El Parque Nacional Makalu Barun ha sido tradicionalmente el lugar para los avistamientos de la huella del yeti. Pero un oficial del ejército indio dijo que esta es la primera vez que un grupo de expediciones de montañismo del ejército ha visto huellas, siendo muchos los testigos.

El equipo planea escalar en mayo el Monte Makalu, que, con 8,5 kilómetros, es la quinta montaña más alta del mundo.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Vía Science Alert     Fuente: The Washington Post

Ver también: La mano de Santa Teresa: El auténtico guante de Infinity War (VIDEO)

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter