Autoridades de México informaron que un grupo de arqueólogos han hallado la cueva sumergida más grande del mundo en el sistema Sac Actun, situado en la península del Yucatán. Un descubrimiento que los expertos esperan que arroje nuevas luces sobre la civilización Maya

 

Al conectar dos cavernas submarinas, el proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) identificó una cueva de 347 km después de meses de explorar un laberinto de canales submarinos.Se cree que esta cueva submarina es la más grande del planeta.

Un buzo observa un cráneo de animal en el sistema de cuevas subacuáticas Sac Actun durante la exploración.

 

El proyecto, dedicado al estudio y la preservación de las aguas subterráneas de la península de Yucatán, dijo que el descubrimiento podría arrojar nueva luz sobre la antigua civilización maya.

Guillermo de Anda, director de GAM y arqueólogo subacuático, dijo que el hallazgo «sorprendente» ayudaría a comprender el desarrollo de la rica cultura de la región, que estuvo dominada por la civilización maya antes de la conquista española.

«Nos permite apreciar mucho más claramente cómo surgieron los rituales, los sitios de peregrinación y, finalmente, los grandes asentamientos prehispánicos que conocemos», dijo a Reuters.

El Sr. de Anda y su equipo descubrieron anteriormente lo que creían que era un pasadizo oculto debajo de un templo maya de 1,000 años de antigüedad.

Los buceadores recorren un área del sistema de cuevas subacuáticas Sac Actun. Crédito: Proyecto Gran Acuífero Maya (GAM)

Los expertos pensaron que el túnel debajo de la pirámide de Kukulcán, que inicia en el sitio arqueológico de Chichen Itza en Yucatán, podría conducir a un sumidero natural vinculado a aguas subterráneas, conocido como un cenote.

La península de Yucatán está salpicada de reliquias monumentales de los mayas, cuyas ciudades se basaron en una extensa red de cenotes. Algunos cenotes adquirieron un significado religioso particular para los mayas, cuyos descendientes continúan habitando la región.

Se cree que varios de ellos fueron utilizados por los antiguos mayas para los sacrificios humanos, y las expediciones anteriores han encontrado huesos humanos en los cenotes debajo de Chichén Itzá.

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Visita nuestro nuevo canal de YouTube

Fuente: Código Oculto

Ver también: Arqueólogos comienzan la búsqueda del ‘Árbol de la Vida’ en Chichén Itzá