Dos increíbles tumbas en Egipto se han descubierto en un estado de conservación tan excepcional que incluso los murales en las paredes han conservado sus deslumbrantes tonos

Una de las tumbas se encuentra en la necrópolis de Akhmim en la provincia de Sohag, descubierta porque una pandilla de ladrones de tumbas que realizaban una excavación ilegal fue arrestada cerca, según el Ministerio de Antigüedades de Egipto.

La tumba se remonta a más de 2.000 años, hasta la época de Ptolemaic, y pertenecía a un alto funcionario llamado Tutu y su esposa. En las dos habitaciones de la tumba, los arqueólogos encontraron paredes elaboradamente pintadas, dos sarcófagos de piedra caliza y una momia excepcionalmente bien conservada.

Pero, además de los restos humanos, se encontraron más de 50 animales momificados. Estos incluían ibis, halcones, águilas, perros, gatos y roedores – musarañas, según Egypt Today, que representaban el aspecto ciego de un dios Sol.

“Es uno de los descubrimientos más emocionantes de la zona”, dijo Mostafa Waziri, del Consejo Supremo de Antigüedades.

La otra tumba, de Saqqara, es significativamente más antigua, se remonta a más de 4.000 años hasta la época del faraón Djedkare Isesi.

Pertenecía a un funcionario de alto rango llamado Khuwy, y es altamente inusual, con una entrada en forma de túnel generalmente reservada para pirámides, y colores generalmente reservados para la realeza en sus vívidos murales.

Esto ha llevado a los arqueólogos a pensar que Khuwy puede haber estado relacionado con Djedkare Isesi de alguna manera. Así que la tumba puede arrojar luz sobre el reinado de 40 años del misterioso faraón.

Según un informe de la CNN, la tumba tiene forma de L, con un pequeño pasillo, una antecámara y una gran cámara principal, con murales que representan a Khuwy sentado en una mesa de ofrendas.

Los arqueólogos también encontraron la momia de Khuwy, así como los frascos canópicos en los que se colocan los órganos para el entierro. Lamentablemente, estos fueron rotos en pedazos.

Egipto ha estado trabajando duro para dar a conocer sus esfuerzos arqueológicos en los últimos meses, en un intento por aumentar las bajas cifras de turismo del país. A fines del año pasado, el Ministerio dio a conocer dos tumbas espectaculares, una que data de hace 3.500 años y otra de 4.400 años, perteneciente a un sacerdote llamado Wahtye.

Se descubrió que otra tumba de 2.500 años de edad contenía docenas de gatos momificados y escarabajos. En una presentación que dio a conocer la tumba de Tutu, Waziri dijo que esperaba que el descubrimiento “atraiga la atención del mundo hacia la civilización y las antigüedades de Egipto”.

 

Ver también: Encuentran la tumba de Cleopatra y Marco Antonio

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Visita nuestro nuevo canal de YouTube