Las vacaciones de Semana Santa 2019 están a la vuelta de la esquina y más de uno ya estará pensando en algún  plan. ¿Andas escaso de ideas? 

Como en muchas otras dudas viajeras, hemos recurrido a los blogueros de viaje para que nos recomienden los mejores escapadas. Hay propuestas muy variadas: turismo cultural o gastronómico, deportes de aventura, viajes con niños, etc.

Dentro o fuera de Europa, de mayor o menor duración, y todos atractivos en primavera, algunos de estos viajes son asequibles gracias a las ofertas de alojamiento y vuelos baratos.

¿Comenzamos el tour?

 

Norte de Marruecos
Por Julia del Olmo, del blog Camino Salvaje

El norte de Marruecos es un destino magnífico para las vacaciones de Semana Santa. Bueno, es ideal en cualquier época del año pues pueblos como Chefchaouen tienen un encanto difícil de ignorar. Lo mejor es llegar en avión a Tánger, ya que desde España hay vuelos baratos en Semana Santa.

Además con pasaporte español no hace falta sacar un visado, simplemente tener un pasaporte con más de 6 meses de validez.
Allí es fácil conseguir un taxi que te lleve hasta los pueblos de los alrededores.

Chefchaouen, a dos horas en coche, es el pueblo más conocido de la zona, con sus casitas azules en calles estrechas, para mí es uno de los pueblos más bonitos de Marruecos.

En el centro de Tánger puedes disfrutar de algunas de las mejores cafeterías y restaurantes del norte del país mientras paseas por su centro histórico. En dirección a la costa atlántica, desde Tánger, puedes ir a Asilah, un pueblo de casas blancas, con una medina (el casco antiguo de las ciudades musulmanas) pequeña pero muy bonita.

Te recomiendo que pruebes las parrilladas de pescado, en el norte de Marruecos hay muchos pescadores y los productos son frescos y deliciosos ¡Buen viaje!

 

Norte de Portugal
por Óscar Fernández, del blog El tomavistas

¿Vacaciones de Semana Santa? No lo pienses más, tu destino es Portugal, y el norte del país es mi recomendación. Oporto, la mejor base de operaciones.

A esta ciudad se llega tanto en avión como en coche, siendo ésta última la mejor opción para recorrer la zona, no necesitas más que tú carné de conducir, tu DNI y llevar un buen seguro al salir de España.

Esta ciudad se visita en dos o tres días, pero ¡ojo! puedes estar días y días descubriendo rincones increíbles con su decadente encanto. De la zona, algunas localidades que no te debes perder son: Vila Nova De Gaia; donde la visita a una de sus bodegas es un imprescindible.

También la pequeña localidad medieval de Amarante. O Gimarães; considerada la cuna de la nación. Sin olvidar Braga y O Bom Jesus do Monte y Viana do Castelo, con su precioso centro histórico. Por último, pero no menos bella: Ponte de Lima, la villa más antigua del país.

Los portugueses son amables y muy educados. Su cocina exquisita, se dice que tienen 365 formas diferentes de cocinar el bacalhau. Además, a precios inmejorables. ¡Portugal te espera!

 

Copenhague
por Miriam, del blog Mujeres Nómadas

La capital danesa es la ciudad ideal para una escapada de Semana Santa o de primavera. ¡No tienes excusas!

Desde España hay varias compañías low cost que realizan el trayecto. Tan sólo tendrás que cambiar tus euros a coronas danesas y a volar.
Sus jardines, calles y callejuelas invitan a paseos infinitos, a recorrerlas sin destino fijo, a dejarse llevar.

Otra cosa a su favor es que es una ciudad muy llana, ideal para conocerla andando o alquilando una bicicleta.¿Quieres planes para convencerte? ¡Aquí van unos cuantos!

Visitar palacios, como los de Christiansborg, Rosenborg o Amalienborg; museos, como el NY Carlsberg Glyptotek y su colección de arte que va desde la época egipcia (momias incluidas) hasta el arte moderno; descubrir la ciudad libre de Christiania; pasear por el Tivoli, el parque que inspiró a Walt Disney para construir su Disneyland, ¡sí! ¡has leído bien! ¡el mismísimo Walt Disney!

Además de multitud de plazas con historia como la Gammeltorv y la Nytorv; Nyhavn, el puerto nuevo y sus vistosas casitas de colores; y como no, el símbolo de la ciudad, La Sirenita.

O bien puedes cruzar a la vecina ciudad sueca de Malmö, profundizar en la historia del país y visitar el Museo Vikingo de Roskilde o adentrarte en el castillo que inspiró a Shakespeare para escribir Hamlet, el Kronborg, en la vecina Helsingor.

Como puedes ver, Copenhague te ofrece planes infinitos. Yo estuve en enero, volví enamorada de la ciudad y con ganas mil de más. Por último te dejo aquí mi ruta por si te sirve de ayuda a la hora de planificar tu visita a la ciudad y, como te dije antes, ¡a volar!

 

Budapest
por Manu Sánchez, del blog El avión de papel

Con Budapest es difícil negarle aquello de ser conocida como “la perla del Danubio”. Una ciudad que en realidad son tres, entrelazadas para dar lugar a una de las capitales más bellas de Europa.

La principal urbe húngara es una ciudad ideal donde viajar en Semana Santa, de gran monumentalidad, donde te costará decidir qué visitar. El castillo de Buda, el Parlamento (recomendable comprar la entrada por adelantado), la Ópera, la avenida Andrássy, el Bastión de los pescadores o el cementerio de Kerepesi.

Budapest es además el paraíso del termalismo, y tu viaje estaría incompleto si no te dieses el lujo de remojarse en alguno de sus famosos balnearios. Tomarse algo en alguno de los pintorescos ruin-bar también es un must.

Si buscas algo más alternativo, quizá la Terror Hàza o el Laberinto del Castillo sean lo tuyo. Se puede llegar a Budapest en vuelo directo desde varias ciudades españolas a precios bastante ajustados, y solo necesitaremos cambiar nuestros euros por florines para disfrutar de la capital húngara.

Budapest no es una ciudad insegura ni peligrosa, pero como en cualquier destino, siempre es recomendable viajar con seguro de viaje, sobre todo por aquello de la atención médica.

 

Orlando
Antonio, del blog Comer, viajar y nada más

Orlando es un destino perfecto donde pasar unas vacaciones de Semana Santa con niños. En esta ciudad se encuentran, posiblemente, los mejores parques de atracciones del mundo y además el clima en Semana Santa es ideal.

Existen vuelos directos desde Madrid, aunque lo habitual es hacer escala en Miami o alguna otra ciudad estadounidense. Como en cualquier viaje a Estados Unidos deberás tener en cuenta el tener un seguro de viaje con cobertura médica y concedido tu visado ESTA.

¿Y qué hacer en Orlando? La ciudad gira entorno a sus parques de atracciones y son tan increíbles que no querrás hacer otra cosa. Te recomiendo que, al menos, visites 2 de los 4 parques de Walt Disney World (Magic Kingdom y Disney Hollywood Studios).

Y los 2 parques de Universal: Universal Studios y Island of Adventure. Para unas vacaciones de Semana Santa es la planificación perfecta. ¿Te gusta Harry Potter? Pues atracciones como Harry Potter & The Escape From Gringotts son espectaculares, por su experiencia multisensorial que te lleva a una inmersión total.

Y qué decir de Walt Disney World: la magia en cada detalle. Recomendamos que, si puedes, te alojes en un hotel Disney dentro del complejo. Conlleva una serie de ventajas: los imprescindibles desplazamientos dentro de los parques Disney son gratuitos.

Algunos restaurantes Disney son realmente buenos y están muy solicitados, como Be Our Guest, un restaurante dentro del castillo de La Bestia, donde tendrás que reservar con mucha antelación.

No te pierdas el desayuno del Boma y la cena en Jiko, ambos en el hotel Animal Kingdom Lodge, donde al asomarte cada mañana al balcón de tu habitación verás a las jirafas acercarse a darte los buenos días, una experiencia maravillosa.

 

Normandía
por Domi, del blog Los viajes de Domi


Con la proximidad de la primavera seguramente os estaréis planteando dónde viajar en Semana Santa. ¿Qué os parece un road trip por Normandía? Para comenzar esta escapada tendréis que llegar a París y en el mismo aeropuerto alquilar un coche.

La primera parada de esta ruta será Etretat, una pequeña y popular población costera a 225 Km de la capital donde podréis visitar sus famosísimos acantilados de más de 70 metros de altura.

Nuestra siguiente visita es Honfleur, conocida como la ciudad de los pintores. Alberga multitud de galerías de arte y uno de los muelles más bellos de Europa. O también visitar Santa Catalina, que es la iglesia construida en madera más grande de Francia.

Continuamos nuestro camino hacia el sur de Normandía, realizando una breve parada en Omaha Beach, la famosísima playa del “Desembarco de Normandía”, una batalla de la Segunda Guerra Mundial donde más de 4.000 soldados perecieron.

Nuestra última visita será en el mágico Mont Saint Michel, el lugar más conocido de Normandía y el segundo más visitado de Francia tras París. El Mont-Saint-Michel se encuentra coronado por una hermosa abadía. A los pies de la misma se levanta un pequeño y hermoso poblado con una sola calle principal y unas pocas callejuelas.

Además, la bahía del Mont Saint Michel ofrece el mayor espectáculo de mareas de Europa. Cuando la marea está baja, el mar se sitúa a 15 km de la costa y cuando sube llega a rodear todo el monte. ¡Digno de ver!

 

Costa Rica
por Diana Rodríguez Oliveros, del blog Fun Travel Ven

Con uno de los climas más diversos del planeta, Costa Rica es una de las joyas de Centroamérica. Un destino que hay que visitar sí o sí alguna vez en la vida, por ejemplo durante este año 2019.

Los ticos con su don de gentes te enseñarán a desconectar de la urbe y vivir un verdadero ecoturismo de aventura que puedes disfrutar caminando, a caballo, en bicicleta, kayak o en canopy.

Es difícil enumerar los mejores sitios de Costa Rica porque me quedaría corta. Tienes desde San José con su centro histórico, Tortuguero, el Parque Nacional Manuel Antonio, el Volcán Arenal, el Parque Nacional Marino Ballena hasta las playas de Guanacaste.

Puedes optar por reservar excursiones desde aquí y moverte en transporte público allá. Con pasaporte español no necesitas visado, puedes estar 90 días como turista y -aunque el sistema de salud es muy bueno- no está de más contratar algún seguro antes.

El país es “naturaleza que se respira” por donde vayas. Prepárate porque todos los senderos te llevarán por cascadas, playas rodeadas de selva, bosques o zonas volcánicas. Un paraiso verde donde los animales a rienda suelta te dejarán sin palabras.

¿Has decidido ya dónde viajar?

Entre otros requisitos para la organización de tu viaje, te recomendamos adquirir un seguro de viaje que te garantice una protección completa frente a incidencias comunes en viajes internacionales.

Y lo más recomendable, que disfrutes y te “empapes” de sus gentes y de las bellezas de sus culturas, sus gastronomías y su naturaleza.

Viajar es aprender… Y aprender es vivir!.

 

Ver también: Los 15 lugares naturales más mágicos del planeta

 

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Visita nuestro nuevo canal de YouTube