En 2016, el Instituto del Medio Ambiente de Múnich publicó los resultados de pruebas de laboratorio practicadas a 14 de las cervezas más vendidas en Alemania. El glifosato cancerígeno fue encontrado en todas

Un estudio reciente del Grupo de Investigación para el Interés Público de los Estados Unidos, encontró que 19 de 20 cervezas y vinos de marcas mundiales —incluidas las etiquetadas como “orgánicas”— contienen restos de glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup de Monsanto-Bayer.

Marcas de cerveza populares, como Coors Light, Miller Lite y Budweiser presentaron concentraciones por encima de 25 ppb. Los resultados completos de los estudios, desde la concentración de glifosato más alta a la más baja en ppb, se enumeran a continuación.

Cervezas Internacionales con glifosato

Tsingtao: 49.7 ppb

Coors Light: 31.1 ppb

Miller Lite: 29.8 ppb

Budweiser: 27.0 ppb

Corona Extra: 25.1 ppb

Heineken: 20.9 ppb

Guinness: 20.3 ppb

Stella Artois: 18.7 ppb

Ace Perry Hard Cider: 14.5 ppb

Sierra Nevada Pale Ale: 11.8 ppb

New Belgium Fat Tire Amber Ale: 11.2 ppb

Sam Adams New England IPA: 11.0 ppb

Stella Artois Cidre: 9.1 ppb

Samuel Smith’s Organic Lager: 5.7 ppb

Cervezas alemanas con glifosato

Hasseröder Pils – 29,74 μg/l (ppb)

Jever Pils – 23,04 μg/l

Warsteiner Pils – 20,73 μg/l

Radeberger Pilsner – 12,01 μg/l

Veltins Pilsener – 5,78 μg/l

Oettinger Pils – 3,86 μg/l

König Pilsener – 3,35 μg/l

Krombacher Pils – 2,99 μg/l

Erdinger Weißbier – 2,92 μg/l

Paulaner Weißbier – 0,66 μg/l

Bitburger Pils – 0,55 μg/l

Beck’s Pils – 0,50 μg/l

Franziskaner Weißbier – 0,49 μg/l

Augustiner Helles – 0,46 μg/l

De las bebidas analizadas, la única que no contenía glifosato fue Peak Beer Organic IPA, que se vende mayormente en los Estados Unidos. Muchas de las marcas analizadas se anuncian como orgánicas.

El 10 de agosto de 2018, un Tribunal Superior en los EE.UU. obligó a la empresa estadounidense de semillas transgénicas y fertilizantes Monsanto a pagar 289,2 millones de dólares al jardinero Dewayne Johnson, al que le fue diagnosticado un cáncer terminal tras usar los productos de la compañía, según informó AFP.

La de Johnson es la primera demanda contra Monsanto que llega a juicio de entre todas las que denuncian que el herbicida Roundup utilizado por la empresa en sus productos tiene efectos cancerígenos debido a la presencia de glifosato.

Este ingrediente activo fue declarado cancerígeno hace tres años por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer de la Organización Mundial de Salud, aunque se sigue vendiendo por “todo el mundo”.

¿Qué opinas? Déjanos tu comentario más abajo.

Si te ha gustado este artículo, déjanos tu comentario más abajo y ayúdanos a seguir creciendo activando las notificaciones en tu navegador.

 

Visita nuestro nuevo canal de YouTube

 

Fuente: Ufo-Spain Magazine

Ver también: Marcas de desodorantes habituales que son altamente cancerígenas