Al igual que la mítica Medusa, un virus gigante recién descubierto convierte a su anfitrión en “piedra”. Pero, por suerte para nosotros, sus anfitriones son amebas

El virus llamado Medusavirus por sus poderes aparentemente míticos, se extrajo de las aguas fangosas de una fuente termal en Japón, según un nuevo estudio, publicado en el Journal of Virology.

Medusavirus pertenece a un grupo conocido como “virus gigantes”, que tienen genomas excepcionalmente grandes en comparación con la mayoría de los otros virus. El virus infecta organismos unicelulares conocidos como Acanthamoeba castellanii, un tipo de ameba.

Cuando los investigadores infectaron estas amebas en platos de laboratorio, encontraron que el virus incitó a las amebas a desarrollar una “capa” externa gruesa y entrar en un estado latente conocido como enquistamiento.

Ese comportamiento recordó a los investigadores al monstruo mitológico Medusa, quien, según la mitología griega, podría convertir a los espectadores en piedra con su mirada.

Si bien el virus no tiene una cabeza llena de serpientes que se retuercen, los investigadores encontraron una característica única y sorprendente en la superficie exterior del Medusavirus.

Más de 2.600 picos de cabeza esférica, demuestra el estudio dirigido por investigadores de la Universidad de Kioto y la Universidad de Ciencia de Tokio en Japón.

El virus es tan diferente a otros virus gigantes que los investigadores propusieron que se clasificara en una nueva familia: Medusaviridae. Curiosamente, también se encontraron varios genes de Medusavirus en sus huéspedes ameba.

Esto sugiere que Medusavirus ha infectado estas amebas desde “la antigüedad” y que los dos microorganismos han intercambiado genes a lo largo de la evolución, dijeron los investigadores.

“Medusavirus es un virus gigante único que aún conserva las huellas antiguas de las interacciones evolutivas virus-huésped”, explicaron los investigadores en un comunicado.

Los científicos planean continuar estudiando el Medusavirus con la esperanza de desentrañar la historia evolutiva de los virus y las células.

Aunque no sea en principio peligroso para la especie humana o para otras especies del planeta, cabe destacar que hoy en día hay cientos de laboratorios clandestinos denominados “laboratorios de garaje” en los que se están llevando a cabo multitud de experimentos y mutaciones inimaginables y desconocidas.

Los ‘blísteres’ que se utilizan para este tipo de experimentación científica se pueden comprar a bajo coste y con facilidad en internet, están siendo demandados en todo el mundo por científicos y curiosos que juegan a ser dioses sin respetar las medidas de seguridad pertinentes y sin respetar la ética moral y profesional.

Un mal uso de uno de estos blísteres en manos de quien no debe, o una fuga de uno de estos virus podría causar una epidemia imparable, equiparable a una extinción masiva.

Preocupa sobre todo los microorganismos que, tanto de manera natural a causa del deshielo, como de las extracciones que se llevan a cabo en las capas más profundas del hielo ártico, siberiano y antártico, están volviendo a la vida tras miles de años de letargo.

No se tiene constancia de las consecuencias negativas que podrían dar lugar la proliferación de estos nuevos súper virus o virus antiguos.

Ver también: Científica logra eliminar por completo el Virus del Papiloma Humano