El Tribunal Supremo no ha admitido a trámite el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Tordesillas (Valladolid) contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que dio la razón a la Junta en su decisión de no autorizar el tradicional y polémico festejo taurino

A pesar de la buena noticia, PSOE Y PP de Tordesillas estudiarán las vías legales para recuperar el Toro de la Vega. El TSJCyL dio en su momento la razón al Gobierno regional para no autorizar el trágico fin del animal en el Torneo del Toro de la Vega, decisión que ahora ratifica el Supremo.

La providencia del TS ha hecho firme la resolución judicial que dictó el pasado abril la Sala de lo Contencioso Administrativo del tribunal autonómico, con sede en Valladolid, han informado este lunes fuentes del TSJCyL.

El alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela (PSOE), ha explicado este lunes que el Supremo, en su decisión, ha estimado que la corporación municipal “carece de legitimidad” para trasladar al Tribunal Constitucional (TC) su queja contra la decisión denegatoria del tribunal autonómico.

El Tribunal Supremo ha inadmitido a trámite el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Tordesillas contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que dio la razón a la Junta en su decisión de no autorizar el torneo del Toro de la Vega.

Cierra así la puerta al consistorio a volver a recurrir haciendo firme dicha resolución, sumándose a las negativas anteriores del Tribunal Constitucional y el propio TSJ.

El Supremo condena en costas al Ayuntamiento e inadmite el recurso al considerar “suficientemente esclarecida en la sentencia de instancia la improcedencia del planteamiento de cuestiones de inconstitucionalidad”.

Además de entender que “el objeto de recurso contencioso-administrativo no está constituido por un acto o disposición del Consejero de Gobierno de la Comunidad Autónoma sino emanado por una Delegación Territorial de la misma”.

Con esta providencia del Supremo se hace firme la sentencia dictada en abril de 2018 por la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJCyL. Dicho tribunal argumentaba cuando desestimó el recurso de apelación que “la tradición sin más no es un argumento para justificar la persistencia de determinados ritos que la sensibilidad social actual puede rechazar.”

No hace falta citar aquí tradiciones de tiempos pasados cuya admisión ahora resulta impensable.

Ver también: Aumenta la población de gorilas gracias al conservacionismo