El éxito se debe a un grupo de científicos españoles que lograron eliminar el virus en pacientes seropositivos mediante el trasplante de ‘células madre’ provenientes de cordón umbilical y médula ósea.

Los científicos que han logrado este hito en la historia de la medicina pertenecen al Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa (Barcelona) y del Hospital Gregorio Marañón (Madrid) que consiguieron eliminar el virus de la sangre y tejidos de seis pacientes portadores de VIH gracias a una intervención con células madre.

En la investigación que se detalla en la publicación del día 16 de enero de 2019 en la revista ‘Annals of Internal Medicine’, uno de los seis pacientes no presenta anticuerpos tras la intervención, lo que podría haber sido eliminado totalmente de su organismo. El resto de pacientes presentan el virus indetectable.

A los pacientes se les sigue suministrando antirretrovirales mientras siguen estudiando el proceso de evolución de dicho tratamiento. Pero los científicos creen que esta intervención de células madre obtenidas de cordón umbilical o de médula ósea, y el tiempo de intervención para conseguir reemplazar completamente las células receptoras por el donante, podría ser el camino a seguir para conseguir acabar con esta horrible epidemia. Sino al menos, abrirá nuevos tratamientos para conseguir finalmente la cura de Sida.

María Salgado, investigadora del Instituto de Investigación del Sida y Mi Kwon, que es hematóloga del Gregorio Marañón, detallaban en el artículo que el motivo real de que los fármacos retrovirales no curen la infección por VIH es por el depósito viral que forman células infectadas y que permanecen en estado de latencia, por lo que el sistema inmunitario no las detecta.

El tratamiento de células madre sólo se recomienda para enfermedades hematológicas de carácter grave. Pero famoso paciente que se curó de Sida, el alemán Timothy Brown, fue la clave para que científicos de todo el mundo se pusieran a trabajar con células madre.

Timothy Brown era portador de VIH y en 2008 fue intervenido a un trasplante de células madre debido a una incipiente leucemia que cohabitó por el torrente sanguíneo del joven junto con el virus. CCR5 Delta 32 era la mutación que provocaba la inmunización de sus células sanguíneas al VIH. Desde entonces dejó la medicación antirretroviral y el virus no ha vuelto a aparecer. Por eso se le considera a día de hoy el ‘inmune’ del Sida.

Fue el consorcio ‘IciStem’ quien organizó una comunidad de portadores del virus que fueron intervenidos a un trasplante para curar una enfermedad hematológica como el caso de Timothy Brown, pero carentes de la mutación celular CCR5 Delta 32. Se incluyó en el estudio a seis de estos pacientes que seguían vivos más de dos años después de haber recibido dicho trasplante.

Después de dicha intervención, fueron tratados con antirretrovirales y consiguieron remitir sus afecciones hematológicas tras retirarles los inmunosupresores. Los análisis concluyeron en que cinco de ellos tenían una carga indetectable en sangre y tejidos. Siete años después, los anticuerpos infectados habían desaparecido por completo.

Sólo uno de los pacientes tenía un reservorio detectable. Fue sometido a trasplante de sangre de cordón umbilical y médula ósea y dieciocho meses después había reemplazado todas sus células por las del donante. El siguiente paso será someterles a inmunoterapias tras retirarles el tratamiento antirretroviral, para ver si finalmente se confirma que se ha eliminado.

Aprovecho para invitarte a nuestro nuevo canal de ‘Youtube‘, donde subiremos vídeos muy interesantes. Estamos creciendo y queremos hacerlo contigo.

Visíta nuestro canal y SUSCRÍBETE.