Durante la reparación de una carretera en la ciudad egipcia de Lúxor los trabajadores encontraron una nueva estatua de la Esfinge bajo tierra, afirmó el jefe del Departamento de Antigüedades de la provincia, Mohamed Abdel Aziz.

En declaraciones a la agencia egipcia Youm7, el funcionario señaló que la estatua tiene la forma de un león con rostro humano similar a la famosa Esfinge de Guiza.

Por el momento, los expertos no tienen prisa por extraer el antiguo monumento de la tierra, para no dañarlo debido a los bruscos cambios climáticos. Junto con las tres pirámides, la Gran Esfinge que se encuentra en la meseta de Guiza —a unos 500 km del lugar donde se encontró la nueva estatua—, es uno de los monumentos más emblemáticos de Egipto.

También es uno de los más polémicos, ya que desde su cuestionada antigüedad hasta su cabeza humana han sido motivo de intensos debates entre las egiptología ortodoxa y los investigadores más heterodoxos.

Vía: Mystery Planet Fuente: Sputnik/ElPaís.cr