Los científicos han descubierto los restos bien conservados de una serpiente bebé que data de hace 99 millones de años.

El espécimen, que se cree que fue desenterrado en Myanmar (Birmania), fue donado por un propietario privado al museo del Instituto de Paleontología Dexu, cerca de Pekín, China.

Data del período Cretácico, y el ámbar contiene el fósil más antiguo conocido de una serpiente bebé que se haya descubierto. Los científicos han denominado la especie Xiaophis myanmarensis.

“Aunque es un bebé, hay características únicas de la parte superior de las vértebras que nunca antes se habían visto en otras serpientes fósiles de un tipo similar”, dijo el coautor Prof. Michael Caldwell. “Xiaophis cabe en la base del árbol de la familia de la serpiente, y en un grupo de serpientes que parecen ser muy antiguas”.

Además de la serpiente, el ámbar también contiene evidencia del hábitat en el que alguna vez vivió. “Está claro que esta pequeña serpiente vivía en un entorno boscoso con numerosos insectos y plantas, ya que se conservan en el clast”, dijo Caldwell.

Fuente: Live Science