En México existe la creencia de que existen las tlahuelpuchis, unas brujas o seres malignos que rondan por las noches en busca de víctimas a las cuales chuparles la sangre, de aquí que también son llamadas como los seres vampíricos.

En los años 90 por varias comunidades del sur de Tlaxcala (México), ocurrió una serie de sucesos muy intrigantes y estremecedores donde murieron decenas de bebes por las noches sin explicación ni razones aparentes y lo más curioso es que todos parecían tener unas mismas marcas de moretones en sus cuerpos,en ese momento dio lugar a que el promedio de muertes infantiles fuera mucho mas alto que en otras comunidades del país; Decían que estas brujas se alimentaban de la sangre de los lactantes hasta matarlos y que también podían usar sus poderes hipnóticos logrando que las victimas se durmieran profundamente y así poder ejercer su plan. También cuentan que echaban su fétido aliento a la cara de las víctimas y que sus preferidos eran los bebes no bautizados. A estas muertes tan trágicas y sin explicación alguna se le llamo: La chupada de la bruja.

También se decía que estas supuestas “brujas” tenían el poder de la transformación obteniendo la capacidad de convertirse en animales y de cometer atrocidades o también cuentan que solían transformarse en bolas de fuego muy luminosas para realizar sus viajes nocturnos en busca de los recién nacidos. No solo en Tlaxcala es el único lugar donde se ha podido ver la presencia de estos seres infernales, en muchos otros lugares se han visto bolas de fuego que vuelan por los cielos acechando a sus probables victimas.

Incluso en el diario nacional “El Universal”, se hablo en su momento de este tema y se publicó el avistamiento de ovnis en las comunidades de Tlaxcala pudiendo dar algún tipo de explicación a los hechos ocurridos, pero los habitantes estaban totalmente convencidos de que esas luces nocturnas no eran ovnis, si no brujas, siervas de Satanás en su camino a hacer el mal.

Los habitantes de ese lugar sentían mucho miedo por esa situación y empezaron a protegerse contra las brujas, cerrando las ventanas de sus bebes, colocando agua bendita en las habitaciones, espejos, cruces, esto ayudo a que la tasa de muerte de los bebes disminuyera considerablemente. Una testigo afirma haber visto a una de esas brujas que trataba de ir a por su nieto, cuenta que rápidamente fue a poner un espejo cerca del niño mientras ella lo protegía tomándolo entre sus brazos, y de repente el espejo salió volando por el cuarto rompiéndose en pedazos, pues se dice que una bruja no soporta ver su reflejo.

Aunque puede parecer un cuento de terror, todavía en la actualidad cientos de personas siguen admitiendo este suceso y el avistamiento de estas brujas, especialmente en zonas rurales…

▶ El Misterio de los Perros Suicidas del Puente Overtoun, en Escocia (Video)

Sonia (Redactora Web)