Durante mucho tiempo fue el vídeo más visto de la historia de YouTube. Ahora, Harry tiene 13 años y Charlie, su hermano, 11. Gracias a ese vídeo, sus padres han ganado más de un millón de libras.

Es uno de los primeros vídeos realmente virales. Durante mucho tiempo fue el vídeo más visto de la historia de YouTube. Acumula casi 850 millones de visualizaciones. ‘Charlie Bit My Finger’ (Charlie mordió mi dedo) fue un auténtico ‘boom’. El pasado lunes se cumplieron 10 años desde que fuera subido a internet. Sus protagonistas, los niños británicos Harry y Charlie Davies-Carr, tenían entonces 3 y 1 años de edad.

El vídeo, de menos de un minuto, muestra cómo el bebé Charlie muerde el dedo de Harry, que llora mientras su hermano se ríe. Ahora tienen 13 y 11 años, y han recreado el vídeo que los hizo famosos. Sus padres han ganado 1,1 millones de libras (1,2 millones de euros) sólo en la publicidad que ha generado el vídeo.

Visto en 20minutos.es